Los sindicatos pactan una tregua de diez días en el tranvía tras un año de paros

Una línea de tranvía en la calle Almazora. / irene marsilla
Una línea de tranvía en la calle Almazora. / irene marsilla

La empresa considera que se puede alcanzar un acuerdo pese al rechazo de las cuatro primeras ofertas para lograr la desconvocatoria

P. M.

valencia. Una tregua de diez días es lo que se ha establecido entre los sindicatos y la dirección de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) en el conflicto abierto hace un año con paros periódicos en las líneas de tranvía de Valencia. Así lo anunció ayer la Generalitat, al hilo de una nueva vía de negociación para alcanzar un acuerdo.

Los sindicatos UGT, CC. OO., SIF, SCF, SF y CGT habían convocado un nuevo periodo de huelga para el personal de conducción de las líneas de tranvía desde el 1 de abril hasta el 31 de mayo. Los servicios mínimos decretados fueron del 70%, al igual que sucede desde hace un año.

En la última reunión se produjo lo que desde el Consell se calificó como un «acercamiento de posturas» a falta de concretar y desarrollar las propuestas planteadas, por lo que se decidió la desconvocatoria de los paros desde el día 10 al 20 de este mes. Las mismas fuentes indicaron que los sindicatos aseguran que «se puede abrir una vía de negociación que puede posibilitar un posible acuerdo».

El director gerente de FGV, Juan Andrés Sánchez Jordán, mostró su satisfacción por esta decisión, para indicar que «desde la dirección siempre hemos mantenido que el diálogo es la mejor fórmula para resolver el conflicto laboral». Hasta la fecha, la empresa ha puesto sobre la mesa cuatro posibles soluciones.

Desde hace ya un año se desarrollan paros parciales en el tranvía de Valencia en protesta por la falta de plantilla en conducción, en los que los seis sindicatos del comité de huelga reclaman que, como mínimo, se cuente con la plantilla de 2012, donde había seis maquinistas por línea.

Sánchez Jordán confió en que con esta vía que se abre ahora «se consiga finalizar un conflicto que se ha estancado en el tiempo, con el consiguiente perjuicio para los usuarios del tranvía». Este no es el único conflicto entre la empresa y los trabajadores, dado que hace escasas fechas se sumó otro protagonizado por el personal de talleres de las líneas de tranvía.

En este caso los servicios mínimos decretados por la Inspección de Trabajo han sido del 50% (la dirección de la empresa pedía un 70%) en un calendario que se ha programado en 49 días repartidos hasta el 16 de diciembre de este año. Este personal se encarga del mantenimiento y otras labores, aunque esta huelga no incide directamente en la circulación de los convoyes.

Fotos

Vídeos