En septiembre llovió un 77% menos de lo normal en la Comunitat

El río Serpis, completamente seco, a su paso por el centro histórico de Gandia. / C. L.

El mes ha sido el noveno septiembre más seco desde 1950, y el segundo más seco de los últimos 30 años

EUROPA PRESS VALENCIA

La Comunitat Valenciana ha cerrado un mes de septiembre térmicamente normal, aunque muy seco, con un 77 por ciento inferior de lluvias (un 14,1 litros por metro cuadrado) que la del promedio climático del periodo 1981-2010 (61,3 litros por metro cuadrado). De esta forma, el mes ha sido el noveno septiembre más seco desde 1950, y el segundo más seco de los últimos 30 años, tras 2013. La temperatura media fue de 20,5 grados, 0,2 más baja que la de referencia.

Aunque hubo varios días de viento de poniente --11, 14 y 25-- que elevaron las temperaturas máximas por encima de 35 grados en localidades del litoral y prelitoral de Valencia y Alicante, el acusado descenso térmico de mitad del mes ha sido lo que ha determinado finalmente la media, según ha informado la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En el promedio de temperaturas mínimas y máximas, el día 16 fue el más frío del mes y el más frío a estas alturas de septiembre desde 1996, aunque las temperaturas más bajas se registraron el 17, cuando el viento encalmó y el cielo quedó despejado por la noche. Ese día la mínima fue de 1,8ºC en Vilafranca y 2,8ºC en Ademuz.

Por contra, las temperaturas más altas se alcanzaron el día 14, con hasta 38.4ºC en Carcaixent, 38.0ºC en Sumacàrcer, 37.0ºC en València y 37.2ºC en Orihuela. En este periodo no ha habido una gran diferencia entre la anomalía de temperatura registrada en zonas de interior o de litoral, y en la mayoría de los observatorios ha estado ligeramente por encima o por debajo del promedio normal.

En cuanto a precipitaciones, sólo algunas tormentas poco organizadas y de corta duración de origen terral acumularon algo de lluvia en zonas reducidas del territorio. La tormenta más destacada fue la del 15 en la provincia de Alicante, que dejó intensidades "muy fuertes" de precipitación, rachas fuertes de viento y granizo.

Esas tormentas se generaron en la región de Murcia, penetraron en la provincia por la zona de Pinoso, donde la intensidad fue muy fuerte, con viento racheado fuerte y granizo, aunque la tormenta apenas duró 20 minutos. En 10 minutos se acumularon en la estación de Pinoso 28.0 l/m2, que es la cantidad de precipitación más alta registrada en la provincia de Alicante en 10 minutos desde el 20 de octubre de 1982, cuando se registraron en el observatorio provincial de Alicante 30.0 l/m2 en 10 minutos.

Con una velocidad de traslación de 45 km/h, la tormenta de Pinoso recorrió la provincia de Alicante de oeste a este en línea recta en poco más de una hora, hasta salir al mar por la capital de la provincia. Dentro de la capital, fue en los barrios del sur de la ciudad donde la tormenta fue más intensa.

Los valores más altos de precipitación en el mes de septiembre se registraron en Catí (Castellón), con 91.6 l/m2, de los cuales 83.6 l/m2 fueron en la tormenta del 22, que fue muy local, pero que llegó a tener intensidad torrencial y dejó granizo, en general de tamaño pequeño.

La otra zona con más precipitación acumulada en el mes se situó en zonas de la montaña del norte de Alicante y del sur de València, con más de 75 l/m2 acumulados en Pego y Barx. En el otro extremo, en zonas de La Serranía (Els Serrans) y del Camp de Turia, la lluvia fue casi nula o inapreciable. En Villar del Arzobispo, por ejemplo, hubo cuatro días de lluvia, el 6, el 9, el 15 y el 25, y en los cuatro días, la precipitación fue inferior a 0.1 l/m2 (inapreciable).

En zonas del interior de Valencia (el 2% del territorio), el mes fue "extremadamente seco", más seco que cualquiera de los periodo 1981-2010 que sirve de referencia. En casi el 60% el mes fue muy seco; en una cuarta parte seco; en el 2% del territorio que fue afectado por las tormentas más intensas fue húmedo, y en el resto pluviométricamente normal.

POCOS RAYOS

Sin embargo, muy pocos rayos se han registrado a lo largo del mes, como consecuencia de la ausencia de tormentas de origen marítimo, que en estas épocas del año suelen dejar muchas descargas, pero que han estado prácticamente ausentes durante todo septiembre.

En el entorno de la Comunitat Valenciana, el mayor número de descargas se observó sobre tierra, con poca actividad en el mar, por tanto sería más un patrón de tormentas de final de primavera o principio del verano que de septiembre. De hecho, aunque es el mes de mayor número de descargas en la autonomía ,con más de un 25% sobre el total medio anual, el pasado sólo contabilizó 1.800 procedentes de rayos dentro del territorio cuando el promedio del periodo 2007-2016 es de más de 38.000. Por eso, ha sido con diferencia el de menor número de rayos desde al menos 2007.

Fotos

Vídeos