La Semana Santa será seca y con temperaturas primaverales

Aspecto de la playa en primavera en una imagen de archivo. / efe
Aspecto de la playa en primavera en una imagen de archivo. / efe

Las últimas lluvias permiten reducir el déficit pluviométrico en la Comunitat

J. S.

valencia. La Semana Santa en la Comunitat Valenciana se caracterizará por el «buen tiempo» con temperaturas primaverales, y la ausencia de precipitaciones y viento, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El jefe del grupo de Predicción y Vigilancia de Aemet en la Comunitat, José Manuel López, indicó que a partir del lunes nos encontraremos con una situación de viento de poniente, con temperaturas en claro ascenso, más incluso que esta semana, llegando a superar los 20 grados a mitad de semana, entre el miércoles y el Jueves Santo.

El tiempo se mantendrá así hasta el final de la semana, donde el Domingo de Resurrección o el Lunes de Pascua la situación podría «complicarse un poco».

La primavera en la Comunitat será algo más cálida de lo habitual y seca

Por otro lado, las previsiones para la primavera apuntan a que las temperaturas estarán por encima de los valores normales y las precipitaciones por debajo de la media.

Falta de precipitaciones

La Comunitat atraviesa el año hidrológico más seco desde 1951 aunque en los últimos tres meses se ha amortiguado el déficit pluviométrico que en enero llegaba al 80 % hasta un 45% tras unos meses de enero y febrero húmedos.

La precipitación acumulada en la Comunitat en lo que llevamos de año hidrológico (del 1 de octubre de 2017 al 20 de marzo de 2018) es de 151,5 litros por metro cuadrado, cuando el promedio normal se sitúa en los 276,5.

Según resaltó el delegado de Aemet en la Comunitat, Jorge Tamayo, el aporte de lluvia de los últimos meses no sólo ha reducido el gran déficit de precipitación, sino que la humedad del suelo ha aumentado de forma significativa.

El invierno fue normal en temperatura (con una media de 8,4 grados, igual al promedio) y con lluvias también normales (una media de 109,6 litros por metro cuadrado, un 16 % inferior a la media).

La primera parte del invierno fue cálida, ya que pesar de que diciembre comenzó con mucho frío por la irrupción de una masa de origen ártico, las temperaturas se suavizaron pronto y permanecieron por encima de lo normal hasta finales del mes de enero. Así, se registraron temperaturas que superaron los 25 grados el 3 y 4 de enero en el litoral de Castellón o los 26,6 grados del 21 y 22 de enero en Valencia, la temperatura más alta registrada en la ciudad en un mes de enero desde que se tienen datos (1869).

Por contra, febrero fue muy frío, el tercero más frío de los últimos veinticinco años, tras los de 2005 y 2012, debido no tanto a una gran ola de frío sino a la persistencia en las temperaturas por debajo de lo normal durante gran parte del mes.

En cuanto a las precipitaciones, el 90 % se acumuló en la segunda parte de la estación por el temporal de levante de los días 27 y 28 de enero, al paso de frentes de poniente y a varios episodios de nevadas.

Fotos

Vídeos