Segunda oportunidad para la nutria de la Comunitat

El equipo impulsor del 'Proyecto Nutria' en su presentación.
El equipo impulsor del 'Proyecto Nutria' en su presentación. / LP

El 'Proyecto Nutria' buscará proteger la especie en los ríos y mejorar su adaptación con los ecosistemas de su alrededor La distribución del mamífero se ha multiplicado por cinco

RAFAEL LÓPEZ

VALENCIA. Pocas personas tenían conocimiento de la existencia de nutrias en los ríos de la Comunitat. La distribución de esta especie a lo largo del territorio peninsular siempre ha sido históricamente amplia, hasta que en los años sesenta comenzara a producirse una considerable disminución de la misma en el caudal valenciano, debido a efectos como «la contaminación, la destrucción de su hábitat y el descenso del volumen de las presas o la caza, entr otros», tal como señalan desde la Fundación de Aguas de Valencia y la Fundación LIMNE. Exactamente los ejemplares de nutria habían desaparecido del 75% de la longitud fluvial valenciana.

Así, el Servicio de Protección de los Recursos Naturales comenzó a tomar cartas en el asunto y decidió llevar a cabo un seguimiento de la especie, a través de sondeos de distribución de la nutria en España. De esta forma, según los datos ofrecidos por el informe técnico de la Conselleria de Medio Ambiente, en los últimos diez años se han duplicado los kilómetros de ríos ocupados por este mamífero (511 km). Es decir, cinco veces más que los números registrados hace 30 años. Las principales causas de la paulatina recuperación de la nutria se deben fundamentalmente al conocimiento del pueblo valenciano acerca de la situación.

Como consecuencia de ello, la Fundación de Aguas de Valencia, en colaboración con la Generalitat y la Fundación LIMNE, creó el 'Proyecto Nutria', que comenzará en septiembre y se prolongará durante tres años más. Una iniciativa que busca la completa recuperación de la especie en los ríos de la Comunitat, combinando jornadas consultivas junto con trabajos intensivos de investigación de cuadrículas territoriales en las que se perciban sus movimientos. Las localizaciones más recientes se produjeron en la desembocadura del Mijares, Lucena y Clariano.

La mejora de la calidad de las aguas y el estado de los ríos de la Comunitat, así como la conectividad con los ecosistemas de su alrededor será fundamental para asegurar su supervivencia. El siguiente paso será la expansión del programa al resto de provincias colindantes con la Comunitat.

Fotos

Vídeos