Sanidad ofertará 14.350 nuevas plazas de oposición hasta 2019, 250 más de las previstas, y avanza casi 3.000 este año

Carmen Montón durante la presentación de resultados.
Carmen Montón durante la presentación de resultados. / EFE

Montón aspira a «fortalecer y humanizar» la sanidad pública en el ecuador de la legislatura, tras «atacar los conflictos más urgentes»

EPValencia

La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha anunciado este jueves el aumento de 250 plazas en las Ofertas Públicas de Empleo (OPE) para la sanidad pública valenciana de 2017, 2018 y 2019, hasta un total de 14.350 nuevos puestos en lugar de los 14.100 previstos. Además, la convocatoria de este año ofrecerá 6.350 plazas, cerca de 3.000 más que las 3.500 anunciadas a principios de junio. En el cómputo global, serán 17.950 puestos contando la activación de las OPE de 2014 y 2015 y la oferta de 2016.

Así lo ha avanzado la titular del departamento, Carmen Montón, durante un desayuno informativo de balance de los dos primeros años de legislatura, centrados en "atacar los conflictos más urgentes": la restitución de la atención sanitaria universal, las ayudas frente a los copagos sanitarios y ortoprotésicos, y "cuestiones que no abren grandes titulares" como las mejoras en salud mental y las remodelaciones de centros de salud.

En esta línea de "dignificar la sanidad pública", la consellera ha anunciado el "mayor esfuerzo" que llevará a cabo Sanitat en las próximas convocatorias empleo previstas hasta el final de la legislatura en 2019, dentro del Pacto por la Estabilidad en el Empleo alcanzado con sindicatos. Así, la OPE de 2017 ofertará finalmente 6.350 plazas al adelantar cerca de 3.000 de convocatorias posteriores, mientras las de los próximos años serán de 4.000 cada una.

Las convocatorias ofrecerán en total 14.350 nuevas plazas, 250 más que las anunciadas, si bien la cifra global se eleva hasta 17.950 contando la activación de las OPE de 2014 y 2015 y la oferta de 2016. Las de los tres últimos años suponen 3.608 puestos: 282 de 2014, 934 de 2015 y 2.392 de 2016. Sanitat ha convocado ya 67 de las 104 convocatorias correspondientes a las 55 categorías y especialidades de las tres ofertas.

Se trata de "la mayor convocatoria de plazas realizada en la sanidad valenciana" tras "nueve años sin ofertas de empleo", con todos los puestos centrados en el objetivo de reducir la temporalidad en la sanidad valenciana y situarla en torno al 8%, "una tasa técnica", ha subrayado Montón.

«Récord» en presupuesto y ahorro

La consellera ha valorado el "récord" en el alcanzado en el presupuesto de Sanitat para 2017 de 6.084 millones de euros --"por eso somos beligerantes con la infrafinanciación"-- y el incremento de 591 millones que ha conseguido el departamento desde mediados de 2015. Montón ha comparado esta cifra con los "550 millones menos" con los que contó la Conselleria en "los dos primeros años de legislatura del PP".

"Hemos superado la etapa de recortes y queremos seguir para acercarnos al gasto real", ha manifestado, con vistas a "estirar los recursos y ser más eficientes".

Bajo este prisma, la titular de Sanidad ha destacado el ahorro de 220 millones de euros desde el inicio de la legislatura y "sin tocar nada en derechos de los trabajadores y en asistencia". Según ella, esta reducción se ha conseguido principalmente por la compra centralizada de productos como las endoprótesis, la eficiencia energética y el control de stock, concesiones y conciertos sanitarios.

Más de un millón beneficiados por ayudas al copago

El incremento de fondos ha permitido que estos dos años un total de 1,08 millones de valencianos se hayan beneficiado de las ayudas del Consell frente a los copagos. En concreto, 735.825 son pensionistas con renta baja --con un descenso del 39% en el abandono de tratamientos de enero a junio de 2017--, 237.912 menores hijos de progenitores con renta baja y 106.387 personas con diversidad funcional.

Montón ha recordado al respecto que la Comunitat se encontraba "a la cabeza" de las comunidades autónomas donde más personas admitían no poder comprar los medicamentos que necesitaban.

Preguntada por la decisión del TSJCV de anular los decretos de Sanitat de ayudas a los copagos, la consellera ha matizado que se trata de "una sentencia no firme contra la que cabe recurso", por lo que el departamento está "en proceso" de presentarlo, si bien no afecta a las subvención de 2016 ni 2017, sino a las ya ejecutadas. Además, ha avanzado que la Generalitat tratará de "afinar" esta cuestión en los presupuestos de 2018.

En cuanto a la restitución de la atención sanitaria universal, ha cifrado en más de 19.600 las personas que han podido en dos años "acceder a una atención sanitaria integral a la que antes no tenían derecho". De ellas, "más de 4.000 han regularizado su situación y otras 15.200 carecerían de cobertura sanitaria si no existiese esta medida". La mayoría proceden de Colombia, Honduras, Marruecos, Venezuela y Uruguay.

Cribado de violencia de género

También se ha referido al programa de cribado de violencia machista, una lacra con la que "todos tenemos que arrimar el hombro". En 2016 participaron 82.450 mujeres y a 2.280 (2,8%) se las identificó como víctimas, mientras en el primer semestre de este año se han sumado 49.492, 1.167 de ellas casos positivos.

Otra propuestas destacadas por la consellera son la extensión de los tratamientos antivirales de última generación a todos los pacientes de hepatitis C, que han recibido 10.222 personas en la Comunitat, "la primera autonomía en atender a todos los afectados"; y la Ley de Derechos y Garantías en el Proceso de Atención al Final de la Vida, en la que "más corazón" ha puesto Sanitat para "humanizar" la atención y "contemplar otras esferas como la espiritual".

Carmen Montón ha reconocido que "a toro pasado" las medidas impulsadas "se podrían haber modulado de otra forma". "Teníamos tantas cosas por hacer que estoy tranquila, hemos ido a atacar aquellos conflictos más urgentes", ha aseverado.

«Dignificar» hospitales y centros

Para los dos próximos años, la consellera de Sanidad ha señalado como metas alcanzar la "sostenibilidad del sistema sanitario" y "sentar las bases del futuro", con el Plan de Dignificación de Infraestructuras --dotado de 359 millones para mejorar espacios "olvidados", renovar tecnología y ampliar centros--, y "fortalecer la sanidad pública" mediante la reforma de la Ley de Salud de la Comunitat de 2014, en una apuesta por "fortalecer lo público" y garantizar igualdad de acceso, nueva organización de departamentos y fomento de la donación voluntaria.

En concreto, ha resaltado medidas como el proyecto Espai de Salut Campanar Ernest Lluch en València, la rehabilitación del antiguo hospital militar de Mislata (Valencia) y actuaciones en Alicante como el nuevo centro de salud, junto al "desbloqueo" en la compra del acelerador lineal para el Hospital Provincial de Castellón.

«Normalidad» en la reversión de La Ribera

Respecto a la reversión del Departamento de La Ribera, en Alzira (Valencia) --iniciada este año y prevista para abril de 2018--, Montón ha explicado que actualmente "no hay negociación sobre la finalización del contrato", sino que Sanitat vela por que "se cumplan los plazos por normalidad". La intención de la Conselleria es "corregir déficits" en departamentos como Atención Primaria y acabar con el "desorden y desidia" en algunos de sus servicios".

En la misma línea, ha avanzado que la Generalitat se encuentra "en conversaciones con DKV, la concesionaria que gestiona el Hospital de Dénia (Alicante). "Nos gustaría acabar la legislatura con dos concesionarias revertidas", ha manifestado, para subrayar que "por el Consell no quedará".

Fotos

Vídeos