El aumento de las asistencias sin refuerzo del personal pone al límite las unidades SAMU en la Comunitat Valenciana

Vehículo SAMU durante una asistencia en la Comunitat. / LP

La Asociación Valenciana de Emergencias y el sindicato Csif denuncian que los servicios aumentan un 6,4% mientras los medios son los mismos

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

El número de unidades de asistencia de emergencias sanitarias SAMU en Valencia no responde al volumen de la actividad que el servicio reclama, según se desprende de las declaraciones de Juan García, presidente de la Asociación Valenciana de Emergencias. También desde el sindicato Csif han levantado la voz. Vicente Matallín, representante de la formación sindical en el departamento del Hospital General, advirtió el lunes de que mientras «ha aumentado la actividad, no lo han hecho los recursos». La constatación de estas circunstancias se suma a la denuncia de la ausencia de médico que puso al límite el pasado fin de semana a algunas unidades SAMU de Valencia y que publicó LAS PROVINCIAS.

Tanto la asociación como el sindicato destacaron que la semana pasada la consellera de Sanidad, Carmen Montón, dio a conocer que la actividad del Centro de Información y Coordinación de Urgencias (Cicu) en el primer semestre de este año ha experimentado un aumento del 6,4% respecto al pasado ejercicio. Juan García recordó esta cifra y destacó que han «aumentado las llamadas, pero no los recursos», en un contexto social que a su juicio viene determinado por «una población que envejece y requiere más unidades de las que hay. Además, tenemos mucho turismo».

Las declaraciones de García y de Matallín, llegaron tras un fin de semana en el que Ciudadanos y Csif denunciaron que en Valencia dos de las tres ambulancias SAMU nocturnas se quedaron sin médico por falta de personal. Las unidades Alfa 3 de La Fe y Alfa 4 del Hospital General afrontaron la noche sin facultativo. Lo mismo ocurrió con la Alfa 8 de Paterna, según la mencionada asociación. A principios de semana en Utiel se vivió una situación similar.

Dos bajas por enfermedad

La baja por enfermedad de dos médicos fue la razón que desembocó en que dos unidades afrontaran el servicio sin facultativo, tal como señalaron desde la Conselleria de Sanidad. El departamento autonómico aclaró que «puntualmente dos médicos de las unidades SAMU Alfa 3 de la Fe y Alfa 4 del General fueron baja por enfermedad». Añadieron que a lo largo del día «se cubrió la unidad de La Fe».

Desde el departamento que dirige Carmen Montón aseguraron que la totalidad de las unidades «están operativas en verano y cada SAMU cuenta con un médico, un enfermero y un técnico y bajo la supervisión del médico coordinador del CICU».

El presidente de la Asociación Valenciana de Técnicos de Ambulancias, llamó la atención en la situación de la ciudad de Valencia. Aseguró que en la capital, mientras durante el día están disponibles cinco unidades SAMU, por la noche son tres. En cuanto a las unidades SVB (Soporte Vital Básico), aseguró que en horario diurno son cuatro y en el nocturno tres.

Recordó que las primeras son las destinadas a atender emergencias, «situaciones en las que corre riesgo la vida del paciente». Los otros vehículos tienen como objetivo las urgencias y estos no requieren médico. Lamentó que en ocasiones, se «hace necesario echar mano de los vehículo SVB e incluso en la ciudad tener que recurrir a unidades del área metropolitana». Ante esta situación, la consecuencia es «el mayor tiempo de respuesta». El representante del Csif en el área del General fijó la atención en la escasez de personal y aseguró que la «bolsa de trabajo para SAMU está agotada».

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, anunció el lunes en la localidad castellonense de Vilafranca que el próximo invierno este municipio dispondrá de una unidad SAMU 24 horas.

Más información

Fotos

Vídeos