«Salí de mi casa con trapos mojados en la boca»

J. S. SAGUNTO.

José Luis Manchón y su madre, Clotilde Ortega, fueron los últimos vecinos en abandonar un Grau Vell cercado por el fuego. José Luis explica que por la mañana vieron las llamas aún lejos de la pequeña pedanía de Sagunto. Pero al mediodía, y con un cambio en la dirección del viento, el incendio estaba ya en las proximidades de la vivienda. La Policía Local empezó a evacuar a los vecinos.

Pero José Luis y su madre decidieron quedarse hasta que, cerca de las tres de la tarde, agentes de la policía «me cogieron del brazo y me obligaron a salir. Tuve que ir en su coche con la cara cubierta con trapos mojados». En ese momento las llamas ya habían quemado una de sus máquinas para hacer zanjas.

Manchón lamentó que no se limpiara la zona con más frecuencia. «Menos mal que yo había desbrozado mi terreno y ha hecho de cortafuegos. Las llamas podrían haberme quemado la casa», aseguró.

Fotos

Vídeos