Sáenz de Santamaría anuncia 121 millones para carreteras este año

De la Serna, Sáenz de Santamaría, Moragues, Cardona y Sánchez, ayer, en Benissa. / tino calvo

Las obras de mejora del acceso viario al aeropuerto de Alicante, paralizadas desde 2013, se licitarán el próximo mes

B. O./I. D. VALENCIA.

La visita de Soraya Sáenz de Santamaría e Íñigo de la Serna a la Comunitat no trajo sólo anuncios para el ferrocarril (en las intervenciones se coló de nuevo la inversión de 6.350 millones realizada hasta el momento en el corredor mediterráneo) sino también para las carreteras.

Según la vicepresidenta del Gobierno y ministra para las Administraciones Territoriales, habrá una inversión de 121 millones este año en la red de la Comunitat, de los que 30 recaerán en Alicante.

En este sentido, «una de las prioridades es el acceso viario al aeropuerto de Alicante», por lo que está previsto licitar la mejora el próximo agosto. «No siempre hemos tenido la capacidad económica que tenemos ahora», resaltó. Este proyecto, paralizado desde 2013, tiene un coste de 24,5 millones y supondrá la duplicación de la N-388, que conecta la N-332 con la circunvalación de Alicante.

Respecto a esta última carretera, ayer se reanudaron también las obras de la variante de Benissa, que evitará que la localidad esté dividida en dos mitades dada la intensidad de tráfico, que Santamaría cifró en 12.000 vehículos al día. A su juicio, la obra es «importante», tiene un presupuesto de 21,8 millones y un plazo de ejecución de 32 meses (febrero de 2020), aunque avanzó que podría terminarse antes de finalizar 2019.

Por otro lado, desde la Conselleria de Obras Públicas, el secretario autonómico, Josep Vicent Boira, exigió a Fomento un plan para que se aborden «de forma urgente» las conexiones entre la AP-7 y la N-332, dado que el Gobierno central se ha comprometido a «liberalizar en 2019 la AP-7». También es «necesario mejorar las conexiones con la N-332, en casos muy significativos como en Oliva y Altea», resaltó.

Fotos

Vídeos