La revuelta de los ferroviarios impide que se publique el periódico dos días

1867. Daguerrotipo de un convoy ferroviario tirado por dos máquinas a vapor. / lp
1867. Daguerrotipo de un convoy ferroviario tirado por dos máquinas a vapor. / lp

VICENTE LLADRÓ

HACE

100

AÑOS

En el volumen encuadernado de los periódicos de 1917 no están los ejemplares de los días 21 y 22 de julio, ahora hace cien años. Pero no fue un error o extravío; la explicación está en el número del día 23, que abre a toda página la sección «Los sucesos de nuestra ciudad» con este gran titular: «Un intento de revolución», y detalla en el sumario: «Los obreros ferroviarios, que no habían solicitado ninguna mejora, se declaran en huelga, aprovechándose otros elementos para intentar un golpe revolucionario».

La huelga, que se fue generalizando, detuvo que LAS PROVINCIAS se pudiera publicar aquellos dos días; piquetes de activistas se presentaron en la redacción y lo impidieron.

El periódico se preguntaba: «¿Quién mantiene la huelga?, ¿quién la ha organizado y alienta?, ¿qué se propone?», y continuaba: «Nada se sabe...; o se sabe demasiado. Es indudable el espíritu revolucionario que la informa». El conflicto había empezado entre los ferroviarios, pero se había extendido y la intención era que se convirtiera en una huelga general en toda España. La habían convocado inicialmente los anarcosindicalistas de la CNT pero se había sumado la UGT. Las coacciones habían logrado que el paro fuera casi general y, según noticias, muy duro en Barcelona, pero apenas se podía profundizar en las informaciones, porque «una comisión que no supo decirnos a quién representaba nos obligó a cesar en la confección del número, y hoy salimos sin poder informar del paro ni de Barcelona...»

Fotos

Vídeos