La reversión del hospital de Alzira deja en el aire las prácticas universitarias

Vista general del Hospital Universitario de La Ribera.
Vista general del Hospital Universitario de La Ribera. / Francisco García

Ribera Salud paraliza las estancias de los alumnos al no poder garantizar su permanencia todo el curso mientras Sanidad defiende que el proceso no afecta a la formación

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

La reversión del Departamento de Salud de la Ribera, que pasará a ser público el próximo 1 de abril, está teniendo consecuencias también en el ámbito universitario. La empresa concesionaria, Ribera Salud, tiene contratos con varias instituciones académicas, públicas y privadas, para la realización de prácticas, especialmente de alumnos que cursan grados sanitarios. Sin embargo, dejará de gestionar el área, que incluye el hospital de Alzira, con el curso vigente y las prácticas sin finalizar, por lo que ha optado por tomar la decisión de suspender las estancias formativas del ejercicio 2017-2018. Anualmente se han beneficiado de las mismas un millar de jóvenes, fundamentalmente procedentes de centros privados.

Fuentes de la empresa explicaron que debido a la reversión no pueden tomar decisiones sin la autorización previa de la conselleria, que dictó una serie de normas de obligado cumplimiento. Por ejemplo, ningún nuevo contrato de personal puede prolongarse más allá del 31 de marzo. Y ante la evidencia de que la formación universitaria sobrepasaría este plazo, se ha comunicado la medida a las universidades y entidades con las que tienen firmados convenios de colaboración.

En el escrito, fechado el día 6 y al que ha tenido acceso LAS PROVINCIAS, se les informa de que «dado que no se nos permitirá finalizar el curso académico 2017-2018 entendemos que no podemos asumir la responsabilidad de la formación, y por ello nos vemos obligados a suspender la admisión de alumnos en prácticas en el Departamento de Salud de la Ribera como venimos haciendo desde hace 18 años». A continuación se lamentan «los inconvenientes» que la situación pueda provocar y se reitera que no pueden comprometerse «a prestar esta actividad docente con la calidad con la que lo hemos venido haciendo, como se merecen ustedes y sobre todo los estudiantes de su centro».

Fuentes de la empresa explicaron que ante la incertidumbre de qué pasaría con las prácticas vigentes tras consumarse la reversión y las dudas generadas en los centros y universidades conveniados, trasladaron la consulta a la Conselleria de Sanidad. La respuesta, según las mismas fuentes, no fue resolutiva y se refirió a que habría que abordar la situación caso por caso, de ahí que optaran por anunciar la suspensión.

Según los datos que maneja Ribera Salud, del millar de estudiantes que hacen prácticas la gran mayoría son de Ciencias de la Salud (especialmente de Medicina y Enfermería) aunque también ofrecen plazas en áreas como Comunicación, Recursos Humanos o Contabilidad.

La conselleria decidirá qué sucede con las estancias cuando en abril el hospital pase a ser público

Por contra, fuentes de la Conselleria de Sanidad explicaron que no tenían constancia de ninguna pregunta sobre la cuestión procedente de la empresa, y que se enteraron de la suspensión a través de las universidades. Consideraron además que el proceso de reversión no afecta a los convenios rubricados por Ribera Salud y deben mantenerse hasta el momento en que se certifique el cambio de titularidad, por lo que las prácticas no deberían verse afectadas. Preguntadas en relación a las que continúen más allá de abril, señalaron que la decisión sobre las mismas las adoptará directamente la administración. Por último comentaron que esta información ya ha sido trasladada tanto a la empresa como a las instituciones académicas, si bien desde la primera explicaron ayer que todavía no tenían constancia de la misma.

Fuentes universitarias, por su parte, sí dijeron conocer el pronunciamiento de la conselleria y agradecieron la diligencia mostrada por todas las partes para evitar problemas a sus alumnos. La principal duda ahora es qué sucederá con los alumnos en prácticas tras la reversión. Para los que proceden de la red pública no debe haber obstáculos, pero en cuanto a la privada hay que tener en cuenta que no pueden colocar estudiantes en la primera, aunque se han permitido excepciones vía el pago de un canon. Las fuentes consultadas dijeron que también cabría la opción de negociar con otros operadores en próximos meses.

Fotos

Vídeos