Los accesos de Valencia se colapsan por una cadena de accidentes

Lugar del accidente en el by-pass, a la altura de El Puig de Santa María. / Javi Lozano

Un nuevo alcance provoca el cierre de dos carriles del by-pass en Manises

REDACCIÓN

Jornada de accidentes en las carreteras de acceso a la ciudad de Valencia. Hasta cinco alcances en diferentes vías han provocado que el tráfico se presente complicado para circular. En el último de ellos, el by-pass ha quedado cortado después de que un camión perdiera la carga y golpeara a otro vehículo.

A primera hora de la tarde tenía lugar un nuevo accidente en las carreteras próximas al cap i casal. El suceso ha ocurrido en sentido Barcelona y el by-pass presentaba seis kilómetros de colas en dicha dirección con los carriles central e izquierdo cerrados, por lo que sólo está abierto para el tráfico el derecho. Otros tres kilómetros de retenciones se registran en dicha vía con un carril cerrado, en sentido Alicante.

La jornada de este jueves 18 de enero empezaba con una retención de 15 kilómetros que ha vuelto a afectar esta mañana a los conductores que se desplazan por el 'by-pass', la autovía A-7 de circunvalación de Valencia. Esta vez, las colas se han registrado en sentido Castellón, por un accidente entre los kilómetros 311 y 326, entre las salidas a Rafelbunyol y Massamagrell y hacia El Puig de Santa María, Puçol y la Pobla de Farnals.

El choque entre tres camiones ha provocado el cierre al tráfico dos carriles y uno de ellos ha sido abierto hacia las 9:30 horas y el segundo, alrededor de las 10 horas. La caída de la carga de los vehículos pesados ha obligado al corte de parte de la autovía. Uno de ellos transportaba fresas. Hacia las 11 horas el tráfico recuperaba poco a poco la fluidez, ya que en ese momento, las colas se habían reducido de 15 a 13 kilómetros. A mediodía, la retención afectaba a 9 kilómetros. A las 13 horas ya se circulaba con normalidad.

Mapa del tramos con retenciones de hasta 15 km.
Mapa del tramos con retenciones de hasta 15 km. / LP / DGT

Aunque se ha informado del cierre de la A-7, la DGT no ha calificado el atasco con el nivel negro, sino rojo (por los dos carriles cortados, no tres), a lo largo de la mañana. Por su parte, el Ayuntamiento de Valencia ha alertado de que este accidente ha causado desvíos hacia la V-30, CV-30 y la ronda norte y V-21, y por lo tanto «tráfico denso». El desvío hacia la V-21 (aintugua carretera de Barcelona) se ha producido por la CV-32, carretera que va desde la A-7 hacia la playa de Massalfassar y pasa entre Museros y Massamagrell.

Un segundo accidente, en la CV-35 a la altura de Paterna (km 8 y 10), ha afectado rápidamente a la V-30 en este mismo término municipal y en Quart de Poblet, minutos antes de las 9 horas. En un primer momento, también ha afectado al 'by-pass', ya que se ha producido justo en las salidas que conectan ambas autovías. Después, causaba retención de 1 km en sentido Valencia y 3 hacia Llíria-Ademuz cerca de las 9:30 h.

El tercer accidente se ha registrado en la CV-35,a la altura de Burjassot, y ya causaba 1 km de retención en sentido Ademuz. Allí, ha tenido que cortarse el carril izquierdo poco antes de las 9:18 horas.

El cuarto accidente de la mañana en los accesos y salidas de Valencia ha ocurrido alrededor de las 9:45 h en la V-30, a la altura del término de Paterna, en sentido Barcelona/A-7/'by-pass', en los puntos kilométricos 17 a 15.

Pasadas las 10:30 h ya se había restablecido el tráfico en la CV-35 y la V-30 en los puntos afectados por los accidentes.

La Dirección General de Tráfico ya había registrado un obstáculo en la carretera en el primer accidente en el 'by-pass' (km 312, a la altura de la Urbanización Lladró) a las 7:25 horas de la mañana. Minutos después, un accidente en el km 311,5 formaba la retención, que a las 8:10 h ya se prolongaba a lo largo de 10 kilómetros en la zona de salida hacia las playas de l'Horta Nord. A las ocho y media, la era de 13 km, hasta el pk 324 y pasadas las 9 horas, llegaba a 15 km. En el accidente se han visto implicados tres camiones, según han informado fuentes del Centro de Gestión de Tráfico.

Como consecuencia del impacto, se ha cortado el carril derecho por el accidente mientas que el central y el izquierdo están también cerrados al tráfico por la caída de la carga que transportaban los camiones, lo que está provocando retenciones entre los kilómetros 311 y 326.

En el sentido contrario, en el mismo punto del siniestro de la A-7, ha habido una retención puntual hacia las 8:20, de apenas 1 km en sentido hacia Valencia, según la DGT, por obstáculo en la carretera. Esta situación se ha repetido en varios momentos de la mañana, ya que ha vuelto a ser reflejada por la DGT cerca de las 10 horas de la mañana.

Atascos habituales

Al margen de los accidentes, los accesos y salidas de Valencia han registrado esta mañana casi todos los atascos habituales de primera hora de la mañana. Así, alrededor de las 9 horas, había 2 km de retención en la V-30 en Xirivella, 1 km en la CV-30 en Paterna, otros 2 km en Manises en la N-220, 1 km en la CV-35 en Burjassot por obras y sentido hacia Valencia y 1 km en la V-21 en Alboraya, a 3 km de la entrada a Valencia.

Fotos

Vídeos