El rescate del hospital de la Ribera costará a Sanidad cerca de 100 millones

La conselleria incrementa el gasto de personal al tener que absorber a los sanitarios del centro de Alzira y el servicio de las resonancias magnéticas

AGENCIAS VALENCIA.

La reversión de la gestión del hospital de la Ribera y de las resonancias magnéticas ha provocado que la Conselleria de Sanidad tenga que incrementar la partida presupuestaria destinada al pago de nóminas del personal de su departamento. En concreto, según anunció ayer la titular Carmen Montón, los presupuestos del próximo año destinarán 90 millones de euros para integrar la plantilla de la Ribera a la red pública y aumentar los ratios de pediatras y médicos de familia (para equipararlos al resto de departamentos), así como otros 5,7 millones en inversiones en atención primaria y especializada en la comarca. Por ello, el capítulo de gastos de personal es el que más crece, puesto que se incrementa en 139,3 millones hasta los 2.611 millones de euros para 2018.

A salud mental se destinarán 300 millones de euros; a la Atención oncológica integral 20,4 millones para aumentar el número de profesionales; y para la mejora de la demora quirúrgica otros 20,5 millones, que incluyen un aumento de plantilla (3 millones), el autoconcierto (6,5 millones) y el plan de choque (11 millones). En total, el presupuesto de la conselleria para el próximo ejercicio asciende a 6.390 millones de euros.

Tras la comparecencia de Montón en la que presentó estas cifras, la portavoz del PP, Remedios Yáñez, aseguró que no se creen «ni la mitad» de lo expuesto por la consellera porque la partida de 1.300 millones «ficticios» de las cuentas de la Generalitat obligarán a generar un ajuste y «de dónde lo van a quitar», cuestionó. Yáñez acusó a Montón de elaborar un presupuesto como «un juego de castillo artificiales» porque «no tiene suficiente dinero», «guarda 1.032 millones de facturas en los cajones, y aumenta las listas de espera». Además, aseguró que está en «entredicho» por su actuación en la reversión de conciertos y concursos, que «causará problemas» porque «no podrá asegurar los mismos servicios». La diputada popular añadió que éstos son los presupuestos «de la destrucción» y tienen «muy poca credibilidad», y acusó a la consellera de ser «manirrota» y «gestionar muy mal el dinero de los valencianos».

Por Ciudadanos, Juan Córdoba recalcó que no ve «eficacia ni eficiencia por ningún lado», y destacó que la gestión de Montón en Sanidad es «manifiestamente mejorable».

Fotos

Vídeos