La reforma del Luis Vives como símbolo y el olvido del Botánico

J. B. VALENCIA.

El colegio mayor Luis Vives ha tenido gran parte del protagonismo en el inicio de la campaña, con las tres candidaturas destacando la necesidad de ponerlo en valor. Cerrado desde 2012 por problemas estructurales, parece que su futuro se despejará durante la próxima legislatura. Los tres aspirantes coinciden: debe tener perfil estudiantil, aunque se determinará tras el consiguiente debate de la comunidad educativa, si bien no se puede olvidar que su uso está regulado en los estatutos. El actual equipo, tras recibir el primer pago de la deuda histórica en 2017 encargó la redacción de un proyecto básico que ya está terminado, tal y como se informó al Consejo de Gobierno. Se estima que la rehabilitación costaría entre nueve y diez millones.

Por otro lado, ninguno de los tres programas detalla qué sucederá con la ampliación del Jardín Botánico, otro proyecto ciudadano que no termina de cristalizar y del que no se ha concretado ni su uso ni su financiación.

Fotos

Vídeos