Reducen la velocidad máxima en la CV-500 junto a El Saler tras las protestas vecinales

Refuerzo de la señalización en la CV-500, ayer.
Refuerzo de la señalización en la CV-500, ayer. / lp

Obras Públicas refuerza la señalización y sigue el proyecto para modificar la carretera, que hoy tendrá un carril cortado por obras en la Albufera

P. MORENO

valencia. Siete días después del último accidente de consideración, con dos vehículos implicados y sendos heridos, la Conselleria de Obras Públicas aplicó ayer nuevas medidas en favor de la seguridad vial en la CV-500, la conocida como autovía de El Saler. La más llamativa ha sido la reducción de la velocidad máxima, que pasará en el tramo que pasa junto al casco urbano de la pedanía de 80 a 60 kilómetros por hora.

Esta velocidad es la que está limitada en la misma carretera cuando deja de ser autovía, desde una rotonda al sur de El Saler hasta la pedanía de El Perellonet. La Generalitat adoptó esta medida para reducir el número de accidentes y atropellos a la fauna que vive en el parque de la Albufera y cruza por este vial. Además se pintó una línea continua para prohibir los adelantamientos.

Además de limitar la velocidad junto a El Saler, se ha ampliado la anchura de la mediana de separación entre ambos carriles, pintando de nuevo la mediana de color rojo, indicó el director general de Transportes, Carlos Domingo. También se colocará una marca vial sonora en las dos rayas blancas continuas que forman la mediana, con el objetivo de» mejorar la seguridad vial frente a los choques frontolaterales». También se colocará un nuevo cartel anunciando el punto en el que carretera CV-500 entra en el Parque Natural de la Albufera.

Las modificaciones en el tramo de la autovía fueron elogiadas por la asociación de vecinos de El Saler, así como por la entidad de usuarios del puerto y la asociación cultural Casa de la Demanà, debido a la reducción de ruido que esperan, aunque «nada se habla del prometido radar de control de velocidad».

También se indica que la «auténtica reivindicación de los colectivos de esta pedanía siguen sin cumplirse: la conexión del pueblo con su histórico puerto, prometido por el actual gobierno. Un paso de peatones y un semáforo con pulsador, como los que ya tienen otras pedanías del parque, daría respuesta a la reivindicación por la que luchamos desde hace más de 15 años».

La mejora en la seguridad vial coincide con unas obras de renovación de la red de agua potable que también afectarán a la CV-500. El concejal del Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarrià, anunció ayer que se intervendrá en una tubería de 400 milímetros de diámetro a la altura de la Gola del Pujol.

Los trabajos afectarán a la carretera hasta las 15.00 horas de mañana al quedarse con un carril junto a la gola y supondrá un corte de agua hasta las 9 horas de hoy, horario escogido para reducir al máximo la afección. Un semáforo regulará el paso de vehículos.

Fotos

Vídeos