Rechazado el recurso de la edil de Catarroja que celebró la muerte del torero Víctor Barrio

Datxu Peris, a su salida de los juzgados de Sepúlveda. / efe
Datxu Peris, a su salida de los juzgados de Sepúlveda. / efe

La concejala de Guanyar fue condenada a indemnizar a la familia del diestro con 7.000 euros y a retirar los comentarios

EFE/S. V.

valencia. La Audiencia de Segovia ha rechazo el recurso de apelación presentado por la concejal de Catarroja Datxu Peris contra la condena por intromisión ilegítima del derecho al honor de Víctor Barrio, delito en el que incurrió al publicar un comentario vejatorio sobre la muerte del torero.

El auto, proporcionado por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, ha corroborado la argumentación de la jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Sepúlveda, donde se celebró el juicio oral, y ha insistido en que la tauromaquia es una actividad «lícita». Asimismo, la magistrada de la Audiencia ha determinado que la expresión «asesino» para dirigirse a un torero, por el mero hecho de serlo, es «claramente vejatoria».

Estos motivos le han llevado ha ratificar la sentencia del pasado mes de noviembre y que condenan a la edil a indemnizar a los padres y a la viuda de Barrio con 7.000 euros por los daños ocasionados, a retirar los comentarios que constituyan una intromisión en el honor y a publicar la sentencia. A su juicio, no puede obviarse que dicha expresión la dirigiera por escrito y en su perfil de la red social de Facebook, con la «notoria» repercusión que ha generado a nivel nacional.

Tampoco comparte la justificación de la acusada porque sobre el valor de la vida, independientemente de la especie, porque, en su opinión, «no puede equipararse la protección de la vida de la persona humana con la del resto de las especies».

En este sentido, ha explicado que la calificación de «asesino» es «innecesaria» para exponer ideas u opiniones acerca de la tauromaquia y ha recalcado que no iba dirigida al colectivo sino a la persona de Barrio pocas horas después de su muerte, por lo que ha considerado probada la «intencionalidad de menosprecio» y el «claro ataque al honor del torero».

Los hechos que ahora se recurren ocurrieron tras la muerte del Víctor Barrio, cuando la concejala de Guanyar Catarroja calificó en las redes sociales de «positivo» que al menos ese torero «había dejado de matar». «No puedo sentirlo por el asesino que ha muerto ahora más que por todos los cadáveres que ha dejado a su paso mientras ha vivido», fue otra de las frases que hizo pública y que no sentaron nada bien a la familia del diestro.

La Fundación del Toro de Lidia interpuso una denuncia por intromisión en el honor en un juzgado de Sepúlveda y tras la sentencia en contra, Datxu Peris interpuso el recurso de apelación. En su momento, la concejala ya dejó clara su intención de apurar la vía legal para defender sus ideas.

Fotos

Vídeos