Radares y 100 km de rutas para bicis, armas del Consell contra la muerte de ciclistas

Reunión en la Generalitat presidida por Ximo Puig, previa a la presentación del plan. / damián torres

Los accidentes que afectan a aficionados se doblan en una década y la Comunitat se sitúa a la cabeza de España en siniestros de bicicletas

J. A. MARRAHÍ

valencia. Ampliación de radares, más reconocimientos a personas mayores, 100 kilómetros de itinerarios para ciclistas en la región o colaborar con la DGT en la identificación de los tramos con mayor riesgo para aficionados. Son algunas de las propuestas de la Generalitat para frenar la oleada de accidentes de ciclistas que este año sufre la Comunitat.

Las medidas, pendientes todavía de desarrollo, carecen de presupuesto o plazos concretos y forman parte del plan de choque autonómico ante el problema. Están contenidas en el 'Libro blanco para la protección de personas usuarias de la bicicleta', que ayer presentó el presidente de la Genralitat, Ximo Puig, tras reunirse con el presidente de la federación, consellers, responsables de Emergencias, representantes de la Diputación y otros expertos.

El documento presenta algunas actuaciones que ya están en marcha en el plan director de seguridad vial y, por tanto, no suponen una novedad, como confirmó el subdirector de Emergencias, Jorge Suárez. También recopila estadísticas de siniestralidad en las dos ruedas y anuncia medidas que arrancarán progresivamente. Son propuestas, en su mayoría, sin plazo definido y algunas bajo competencia de otras administraciones como el Gobierno, la Diputación o ayuntamientos.

Se han elaborado a través del análisis de patrones territoriales, la tipología de los accidentes y encuestas a usuarios de la bicicleta. Según promete la Generalitat, «se materializarán con la puesta en marcha de planes de acción específicos».

En la declaración de propósitos aparece la implantación de nuevos radares «en carreteras con problemática ciclista». Se prevé la instalación a corto plazo de tres dispositivos de tramo y otro puntual en la peligrosa CV-500 (Carretera de El Saler). La Conselleria de Obras Públicas asume la responsabilidad de mejorar tramos de carreteras que requieran más protección a ciclistas. El departamento autonómico tiene pendiente la construcción de 102 kilómetros de itinerarios.

La Generalitat también pretende medir con sistemas automáticos las cantidades de ciclistas de nuestras carreteras de cara a planear estrategias en vigilancia, seguridad o mejoras. El libro blanco pide que se admita como prueba los vídeos grabados por ciclistas en sus recorridos y que registren infracciones de conductores.

Obras Públicas «colaborará con la DGT en la identificación de tramos para que se intensifique la vigilancia de velocidad y consumo de alcohol y drogas». Al mismo tiempo, se implica a la Policía de la Generalitat en la detección de conductas temerarias. Y se plantea, igualmente, la necesidad de controlar los lugares y locales de ocio próximos a carreteras frecuentadas por ciclistas, así como los horarios de cierre, una competencia vinculada a la Agencia de Seguridad y Emergencias.

La Conselleria de Educación deberá difundir materiales didácticos a través de su web, subvencionar proyectos de investigación e innovación educativa y promover el respeto a ciclistas y a las normas de seguridad en los programas de educación vial para escolares.

Preguntado por el presupuesto o inversión de la Generalitat en la protección de ciclistas, el subdirector de la Agencia de Emergencias no aportó ninguna cifra. «Vamos a trabajar en las medidas. No hay un análisis presupuestario porque algunas están en marcha y afectan a administraciones locales, diputaciones...».

El presidente Puig reiteró que el Consell está «claramente a favor del uso de la bicicleta como medio de transporte urbano e interurbano» y propone «la mayor seguridad posible para los ciclistas en nuestras carreteras y ciudades». Además del libro blanco pendiente de fructificar, el Consell va a impulsar una campaña publicitaria institucional de concienciación que pretende «impulsar la convivencia vial y el respecto a los ciclistas». La Generalitat tampoco especificó el coste de esta iniciativa.

Los accidentes con ciclistas implicados se han doblado en una década en nuestra región, según consta en las tablas estadísticas presentadas por la Generalitat. Hay casi un millar al año con víctimas, tanto en carretera como en pueblos y ciudades. La Comunitat aparece a la cabeza de España en porcentaje de accidentes de bicicleta respecto al número total de siniestros.

Fotos

Vídeos