Quince de los 22 parques de la Comunitat Valenciana no tienen plan de prevención de incendios

Dos bomberos refrescan el terreno quemado en el incendio de Gátova. / EFE

Espacios naturales tan emblemáticos como la Albufera, las Columbretes o la Font Roja carecen de este protocolo de protección

Juan Sanchis
JUAN SANCHISValencia

Valencia respira tranquila. El fuego declarado la pasada semana en el parque natural de la Serra Calderona ya ha sido controlado. Es motivo de enhorabuena, tal y como se ha encargado de recordar la Generalitat. Pero este fuego ha puesto en evidencia que el plan de prevención de incendios de este espacio protegido había expirado hace más de un año, tal y como publicó LAS PROVINCIAS.

El problema es que no es el único que se encuentra en esta situación. Quince de los parques naturales de la Comunitat Valenciana no cuentan con un plan de protección en vigor. Entre ellos se encuentran espacios tan relevantes y representativos como la Albufera, la Font Roja en Alcoy, las Islas Columbretes o las Lagunas de la Mata en Torrevieja.

Todos ellos fueron aprobados entre los años 2006 y 2007 por la administración autonómica con un periodo de vigor de diez años, con lo que su validez ha expirado.

Desde la Conselleria de Medio Ambiente explican que pese a que un plan haya caducado se siguen aplicando las medidas de protección necesarias y los montes no se encuentran desprotegidos. Pero es palmario que la Generalitat valenciana no ha hecho los deberes en los dos últimos años.

El parque natural de la Albufera se quedó sin plan el 10 de julio de 2016

Un plan de prevención de incendios es un documento amplio, que precisa de un largo y complicado trabajo, en el que se recogen las actuaciones necesarias para prevenir una catástrofe originada por el fuego, Se encuentran actuaciones tales como asesoramiento al personal que va a participar en la gestión de los espacios naturales protegidos y en las labores de prevención de incendios forestales.

Además, contiene estudios sobre la posibilidad de que el personal del espacio natural en cuestión realice labores de mantenimiento en parcelas agrícolas para cortar la continuidad de la vegetación y dificultar la propagación del fuego.

Incluye también las labores de mantenimiento necesarias, establece por donde se tienen que construir los cortafuegos, la ejecución de viales para facilitar los accesos de los servicios de extinción; la adecuación de los puntos de agua, la recuperación de cultivos agrícolas y otras medidas de estas características.

Parques naturales

El parque natural de la Albufera tiene un plan de incendios que fue aprobado 10 de julio de 2006 con una vigencia de diez años con lo que lleva prácticamente doce meses sin vigencia.

En una situación similar se encuentra el paraje de la Font Roja que fue aprobado en las mismas fechas que el de la Albufera y que en estos momentos también se encuentra sin un plan especial de prevención de incendios.

Especialmente llamativo es el caso del parque natural del Montgó en Dénia que el año pasado se vio amenazado por un gran incendio forestal que azotó la Marina Alta.

El parque del Montgó estuvo a punto de ser pasto de las llamas el verano pasado

El fuego obligó a evacuar un total de 1.400 personas de 20 urbanizaciones ubicadas en Xàbia y Benitatxell, decenas de casas resultaron calcinadas y unas 700 hectáreas fueron arrasadas por las llamas en un devastador incendio que asoló zonas como la Granadella, Cumbres del Sol y el Saladar.

El caso de la Serra Calderona también es especialmente llamativo, ya que en los últimos 20 años este espacio ha sufrido más de medio centenar de incendios sin que, todavía hoy, las administraciones hayan dado con la tecla para protegerlo definitivamente de las llamas.

El incendio que se dio ayer por controlado quemó más de 300 hectáreas del parque natural. Ha sido el más importante desde el infierno vivido en el verano de 2012 con el fuego originado en Andilla (casi 20.000 hectáreas en total y que afectó, en parte, al parque natural) a raíz de una imprudencia por la quema de unos rastrojos.

Otro de los parques que también cuenta con un plan de prevención de incendios que ha cumplido diez años y todavía no se ha renovado es el de el Desert de Les Palmes en Castelló. Este paraje también ha sufrido incendios importantes.

Tampoco cuentan con un protocolo en vigor la Serra de Irta. En abril de este mismo año, cuando el plan llevaba ya seis meses caducado, se produjo un pequeño incendio que afortunadamente y gracias a la rápida intervención de los servicios de extinción apenas quemó una hectárea de matorral. Pero la amenaza está presente.

A lo largo de este año se han producido también varios conatos de fuego, rápidamente controlados, pero que han quemado alguna masía y matorrales.

Junto a los parques en los que ya ha expirado la vigencia del plan se encuentran los parques naturales de las Hoces del Cabriel y la Serra Gelada en Alicante. Todavía están en vigor pero caducan el próximo 25 de julio sin que todavía la Conselleria de Medio Ambiente tenga previsto uno nuevo para sustituirlo.

Por otro lado, el plan de prevención de incendios del parque del Penyagolosa está sin aprobar y en exposición pública desde hace ya tiempo.

Los parques que cuentan con un plan en vigor son el de la Puebla de San Miguel, aprobado en 2010; el del Turia, que recibió la luz verde en 2009; el de la Tinença de Benifassà en Castellón desde 2011 al igual que el de Chera-Sot de Chera.

Fotos

Vídeos