La Purísima intentará pagar el aval que exija el tribunal

J. B. VALENCIA.

El colegio La Purísima Franciscanas de Valencia informó ayer de que explorará todas las vías posibles para hacer efectiva la caución que exige el TSJCV para que se aplique la suspensión cautelar del recorte de su concierto. Se trata de una garantía que se pide para que, en caso de sentencia desfavorable para el centro, se compense a la administración por los fondos públicos transferidos durante el tiempo que dure el litigio.

En un comunicado explicaron que el equipo directivo está «dispuesto a todo por mantener el concierto de Bachillerato por el bien de los alumnos». Añadieron que han sido «uno de los más afectados por el recorte del conseller Marzà» y que se ha decidido «realizar todos los esfuerzos necesarios para atender las solicitudes presentadas por decenas de alumnos de Tres Forques, el barrio con menor renta de la ciudad según los datos del Instituto Nacional de Estadística».

Fuentes del colegio explicaron que una de las vías que se estudian es recurrir a financiación bancaria para hacer frente a la fianza, si bien no se descartan otras opciones. «A pesar de ser un tremendo esfuerzo económico el equipo directivo ha acordado buscar los medios necesarios que permitan presentar esa fianza con el fin de que los alumnos que han mostrado su deseo de cursar Bachillerato en el centro puedan realizarlo en régimen de concierto, ya que a la mayoría de las familias del barrio les resulta imposible costear el importe de una enseñanza privada», señalaron.

En cuanto al Domus, fuentes de la dirección explicaron que aún no se ha tomado la decisión, que dependerá de las reuniones que se mantengan la próxima semana.

Fotos

Vídeos