La Purísima consigue el aval y también recupera el concierto de Bachillerato

Alumnos en la entrada del colegio, situado en Tres Forques, barrio periférico de Valencia. / irene marsilla
Alumnos en la entrada del colegio, situado en Tres Forques, barrio periférico de Valencia. / irene marsilla

El centro dispondrá de fondos públicos para las dos aulas que tenía antes del recorte tras conseguir una hipoteca para afrontar la fianza exigida

J. BATISTA VALENCIA.

El Colegio La Purísima Franciscanas de Valencia recuperará el concierto para sus dos aulas de 1º de Bachillerato después de que el TSJCV haya aceptado el aval presentado para hacer efectiva la suspensión cautelar del recorte, tal y como informo ayer el centro. El pasado julio el tribunal aceptó la petición de paralizar la decisión de la conselleria aunque la vinculó, como en el resto de casos similares, al depósito de una fianza equivalente al importe del concierto de ambas unidades durante el plazo de dos años.

Las mismas fuentes explicaron que el tribunal ha considerado «suficiente» el aval presentado, si bien hace referencia al coste de las clases durante un solo curso. La idea es ampliarlo en el siguiente ejercicio si es necesario, pues todo dependerá de cómo evolucionen las matriculaciones. Para este dispondrán de la línea de Ciencias y de la de Humanidades sostenidas con fondos públicos, aunque el centro ya tenía previsto mantenerlas en régimen privado «gracias al enorme esfuerzo realizado por la entidad titular». También añadieron que están abiertos a que se produzcan incorporaciones de estudiantes para estas aulas.

La Purísima fue una de las escuelas más perjudicadas por el último proceso de renovación de conciertos, que a nivel general implicó una reducción a la baja de las unidades en Bachillerato (-25). De hecho este centro, enclavado en el barrio valenciano de Tres Forques, perdió los fondos públicos para todas sus aulas de 1º. Cabe recordar que el recorte se aplica en dos fases. Para el curso actual afecta a las citadas y para el siguiente a las de 2º. De esta manera no se dejaba en la estacada a las familias ya matriculadas en Bachillerato, cuyos hijos podrán terminar la etapa con el concierto. Sin embargo, el problema se trasladó a los que promocionaban desde 4º, pues ni había plazas suficientes ni todas las familias disponían de fondos para pagar un Bachillerato privado, mucho más caro, en el caso de que el colegio optara por esta solución.

Desde La Purísima señalaron que la titularidad ha recurrido a la hipoteca de bienes para conseguir el aval, y quisieron dejar claro que no se ha depositado dinero. No ha trascendido la cuantía cubierta, y teniendo en cuenta que se refiere al concierto de un curso, no será el medio millón de euros que anunció la conselleria en una nota de prensa el día después de conocerse la cautelar. «La titularidad ha hecho este esfuerzo porque creemos en nuestros alumnos, en la libertad de enseñanza y en lo que hacemos», añadieron.

La pasada semana hizo frente a la caución el colegio El Pilar, también de la capital, por lo que recupera la unidad eliminada de 1º. Todavía no se ha tomado una decisión en este sentido en La Purísima de Alzira ni en Maristas de Alicante, que también han conseguido la suspensión cautelar. En cuanto al Domus y La Salle de Alcoy, han optado por no hacerla efectiva ante las dificultades económicas que suponía. En todos los casos el contencioso presentado contra el recorte de unidades continúa adelante.

Fotos

Vídeos