El proyecto de la futura línea 10 deja sin ubicación los talleres del metro

Uno de los tramos abandonados de la antigua T-2. / irene marsilla
Uno de los tramos abandonados de la antigua T-2. / irene marsilla

El pliego licitado para la redacción del diseño del trazado incluye la conexión peatonal entre las estaciones de las calles Alicante y Xàtiva

I. DOMINGO VALENCIA.

La Conselleria de Obras Públicas ha dejado sin ubicación los talleres provisionales de la futura línea 10 de Metrovalencia (antigua T-2) en la licitación de la redacción de estudios y proyectos del trazado que discurre desde la calle Alicante hasta Nazaret. Así figura en el pliego de condiciones, donde se establece en la primera fase (que llega hasta el Oceanogràfic) «la ejecución de cocheras y talleres de primer nivel, en lugar a definir por los estudios previos, en coordinación con el Ayuntamiento de Valencia».

La decisión se enlaza con el último anuncio del Consistorio, ya que el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, reconoció hace unas semanas que se buscaban alternativas de emplazamiento de los talleres, previstos en un solar junto a la calle Amado Granell que había provocado el rechazo de los vecinos de las fincas colindantes.

No obstante, en un primer momento, la conselleria publicó el pliego de licitación con esta ubicación: «en terrenos municipales en Amado Granell junto a los campos de fútbol de Quatre Carreres», recogía el documento inicial publicado en la plataforma de contratación el pasado viernes. Ayer mismo, a mediodía, el departamento de María José Salvador rectificaba el pliego y dejaba la redacción sin especificar el lugar de los talleres provisionales.

Los vecinos de Quatre Carreres mantienen el rechazo a que se levanten junto a sus viviendas La conselleria modifica el documento tras publicarlo al figurar el emplazamiento en Amado Granell

En este sentido, aunque los vecinos afectados -863 familias que recogieron en pocos días más de 1.500 firmas- agradecieron «la predisposición» de la conselleria al rectificar, lamentaron que este departamento no haya contactado con ellos (a pesar de haberlo solicitado por escrito) y que tampoco haya habido avances desde la última reunión celebrada con el Consistorio.

Fuentes vecinales explicaron que van a presentar una queja ante el Síndic de Greuges para solicitar amparo y que se haga efectivo el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), esto es, que ese suelo se destine a zona verde y deportiva y no se ubiquen unos talleres industriales. Asimismo, recordaron que la instalación provisional podría trasladarse a las parcelas situadas junto al Oceanogràfic y que actualmente están abandonadas.

De momento, la intención de la conselleria es que sea el estudio ahora licitado el que defina el mejor emplazamiento para los talleres. Con un presupuesto base de licitación de 1,52 millones y un plazo de ejecución de 12 meses, los redactores del proyecto de la línea 10 de Metrovalencia también tendrán que tener en cuenta, para la fase 2, la conexión entre las estaciones de las calles Alicante y Xàtiva mediante un cañón peatonal.

El documento informativo de la conselleria también incluye que deben estudiarse la conexión con otras líneas y la intermodalidad. En el pliego previo a la rectificación, Obras Públicas, a través de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, planteaba la creación de la línea 11 hasta el Hospital La Fe y la conexión ferroviaria con la plaza del Ayuntamiento y el Mercado Central.

Fotos

Vídeos