Los profesores asociados de la Politècnica inician su huelga indefinida

Profesores asociados de la Universitat y de la Politècnica, en la protesta ante la conselleria de la pasada semana. / damián torres
Profesores asociados de la Universitat y de la Politècnica, en la protesta ante la conselleria de la pasada semana. / damián torres

La asamblea de docentes de la Universitat se reúne hoy y se prevé que se vote la posibilidad de suspender temporalmente el paro

J. B.

valencia. La huelga de los profesores asociados de la Universitat Politècnica comenzó ayer y se mantendrá, de momento, de manera indefinida. La medida de presión persigue reivindicaciones similares a las de sus homólogos en la Universitat de València, como una mayor remuneración en base a la idea de 'igual trabajo, igual salario'. Desde la institución señalaron que se tardará unos días en disponer de datos sobre el impacto de la huelga, y destacaron que la universidad se ha comprometido a reclamar ante la conselleria «un aumento retributivo para llegar al máximo del sistema universitario valenciano».

En la actualidad, con la máxima carga docente, cobran anualmente algo más de 7.000 euros, y la idea es rebasar los 9.000, además de recoger los trienios. Incluso se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de un incremento adicional del 3% que se aplicaría en todas las universidades y que en cualquier caso depende de la administración autonómica, que debe reservar la financiación necesaria y autorizar el aumento.

Esta propuesta ya se ha trasladado a la mesa de negociación, y de hecho ayer se celebró una asamblea de los profesionales en huelga en la que se decidió, según fuentes de la plataforma, mantener el paro al considerar que la propuesta es «muy vaga» y los plazos de negociación (hasta el 9 de mayo) demasiado «amplios», sin olvidar que, a su juicio, no alcanza la equiparación que solicitan con la retribución del titular de escuela universitaria a tiempo parcial.

Por su parte, la asamblea de la Universitat se reúne hoy y «posiblemente» se plantee una suspensión temporal del paro condicionado a que el consejo de Gobierno apruebe el acuerdo alcanzado con los sindicatos. Desde del comité de huelga dijeron que sería un gesto de buena voluntad, aunque la paralización dependería de una consulta telemática.

Fotos

Vídeos