Profesores asociados convocan una huelga en plena campaña electoral

La asamblea de docentes reclama mejoras en sus condiciones laborales y denuncia que se les utilice como «mano de obra barata y experta»

J. B./EP

valencia. La Asamblea de Profesores Asociados de la Universitat de València ha convocado una huelga indefinida que comenzará el día 29 para reivindicar «unas condiciones salariales y laborales dignas». La medida de presión, que se irá revisando en función de cómo evolucionen los acontecimientos, llegará en plena campaña electoral de las elecciones a rector o rectora. El colectivo explica sin embargo en un comunicado que el arranque se ha fijado coincidiendo con el inicio de la docencia del segundo cuatrimestre, aunque seguro que condicionará los primeros pasos del proceso. De hecho el candidato Vicent Martínez ha hecho varios guiños a los asociados en sus últimas declaraciones públicas, de igual modo que la catedrática María Antonia García Benau a través de las redes sociales.

En el comunicado se explicaba que el 89% de los participantes en la votación telemática organizada por la asamblea de PDI asociado de la Universitat apoyó la huelga indefinida «revisable», con la idea de reivindicar el principio de «a igual trabajo, igual salario».

La asamblea recuerda que han intentado en numerosas ocasiones negociar con el equipo rectoral y con la Conselleria de Educación un incremento de las retribuciones para equipararse a otras figuras contractuales, además de pedir que se les reconozca el derecho a participar en proyectos de investigación, aunque no han conseguido avances. La plataforma recalca que durante los últimos años de la crisis la Universitat aumentó «hasta límites casi extralegales el número de asociados, con una cifra que supone el 30% del personal docente investigador -el 40% si se añaden los asistenciales hospitalarios-. Además, continúan, asumen cerca de un 75% de la docencia de los grados con unas retribuciones de unos cinco euros la hora aplicando los criterios de cálculo de la misma Universitat.

«Ahora que las cosas han cambiado los beneficios son todos para el PDI a tiempo completo: promoción y estabilización o reducción de créditos a la situación anterior al decreto Wert», añaden, antes de recordar que los asociados «han quedado fuera de las mejoras sociales y laborales que implica el acuerdo de reducción de créditos de docencia por cuidado de hijas e hijos menores o de personas dependientes». Por último lamentan que la institución sólo los quiera «como mano de obra muy barata, experta y formada».

Fotos

Vídeos