Procesado por corrupción de menores en el centro de Monteolivete

La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, en una intervención en Les Corts. / irene marsilla
La consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, en una intervención en Les Corts. / irene marsilla

El juzgado termina la investigación sobre el ofrecimiento de dinero a internos de las instalaciones a cambio de servicios sexuales

A. RALLODANIEL GUINDO VALENCIA.

El juzgado de Instrucción número 1 de Valencia ha procesado a un hombre por un delito de corrupción de menores en el centro de Monteolivete, cerrado en verano por la Conselleria de Igualdad tras las numerosas quejas sobre su funcionamiento. El instructor dictó recientemente el auto de incoación de procedimiento abreviado, una resolución que equivale al procesamiento de otro tipo de procedimientos, y que supone el final de la investigación.

El titular aprecia la existencia de indicios delictivos en la conducta del investigado, un varón de 71 años de edad que solía frecuentar la zona donde se encontraban las dependencias de la Generalitat. La investigación recoge que el hombre ofrecía o pedía servicios sexuales a cambio de cinco euros. Los menores reconocieron en su día al imputado como el autor de esos ofrecimientos. Sin embargo, ellos explicaron que siempre rechazaron semejantes propuestas. Indicaron que fueron otros compañeros quienes supuestamente sí accedieron, extremo que no ha sido corroborado por las pesquisas judiciales. Otro testigo también apoyó parcialmente el relato de algunos menores al confirmar que estos le comentaron que ofrecía dinero y tabaco como contraprestación.

Los hechos ocurrieron en enero de este mismo año. Ahora el asunto está en manos de la Fiscalía Provincial de Valencia. El responsable del ministerio público puede pedir más diligencias para profundizar en los hechos si lo considera necesario, calificar la conducta y solicitar pena para el investigado o bien solicitar el archivo si considera que los hechos no son constitutivos de delito.

En concreto, en febrero de este año, la fiscalía puso en marcha una investigación ante las sospechas de que se podría estar corrompiendo a menores de este centro, incitándoles a prácticas sexuales a cambio de dinero, pero siempre fuera del recinto. Al parecer, fueron trabajadores del propio centro los que dieron las voz de alarma.

Al respecto, y fruto de estas primeras pesquisas, la fiscalía establece dos líneas de investigación. Una de ellas dio como resultado un posible delito de incitación a la prostitución de chicos que cristalizó con la detención, el pasado 5 de abril, del acusado. Durante las investigaciones, agentes de la Policía Nacional averiguaron que el sospechoso, al parecer, merodeaba alrededor del centro desde 2005, se acercaba a la puerta de entrada y sacaba un monedero que les mostraba a los jóvenes, ofreciéndoles en un primer momento pocas cantidades de dinero o tabaco, a cambio de nada. Una vez ganada su confianza, supuestamente les proponía mantener relaciones sexuales con él a cambio de cierta cantidad de dinero. Los agentes averiguaron que las relaciones sexuales, al parecer, consistían en que los menores se dejasen masturbar por él a cambio de cinco euros. Supuestamente, el acusado acudía por las inmediaciones del centro entre dos y tres veces por semana.

La fiscalía también abrió una segunda línea de investigación que derivó en un posible caso de prostitución de menores residentes en el centro de Monteolivete, en este caso chicas, en un inmueble; proceso que también cristalizó con otra detención, que tuvo lugar a finales de mayo, de una persona por su implicación en los hechos. Al parecer, podría ser la encargada de captar a estas menores para que, a cambio de dinero, mantuvieran relaciones sexuales con otros hombres.

A raíz de estos casos y del cúmulo de deficiencias que presentaba el citado centro de menores, la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusiva ordenó su cierre y el traslado de los internos y los trabajadores al centro de Buñol.

Más

Fotos

Vídeos