Los problemas de la plantilla enfrentan a los candidatos a rector de la Universitat

Los tres candidato durante el debate celebrado ayer en el centre cultural Octubre. / irene marsilla
Los tres candidato durante el debate celebrado ayer en el centre cultural Octubre. / irene marsilla

El envejecimiento del profesorado, la huelga de los asociados y las relaciones con la sociedad centran el primer debate con los tres aspirantes

J. S.

valencia. Vicent Martínez, María Antonia García Benau y Mavi Mestre protagonizaron ayer por la tarde el primer debate en la carrera electoral para elegir al sucesor del actual rector, Esteban Morcillo al frente de la Universitat de València (UV). Tras la suspensión del cara a cara previsto el pasado lunes en la propia universidad por el fallecimiento de la madre de Vicent Martínez, el de ayer en el Octubre Centre de Cultura Contemporània se convirtió en la primera oportunidad para contrastar los programas de los tres candidatos.

Un debate que estuvo centrado en las relaciones que debe mantener la universidad con la sociedad, pero en el que las cuestiones internas de la entidad estuvieron muy presentes. De hecho, el principal rifirrafe entre los aspirantes se centró en un problema de las plantillas docentes.

Fue Vicent Martínez, el más beligerante de los tres en el cara a cara, quien abrió la caja de los truenos. El candidato llamó la atención sobre el envejecimiento que sufría el profesorado de la Universitat de València y denunció el hecho de que la edad media de la plantilla docente es en estos momentos de 56 años. Prometió que si ganaba las elecciones estudiaría un plan para reducir esta tasa. En su opinión, el actual equipo gestor no había sabido responder a este reto.

García Benau, en este sentido, señaló que la entidad debe plantearse el rejuvenecimiento de las plantillas. Al mismo tiempo, criticó al actual equipo rector de la UV y aseguró que no le servía que se escudara en las trabas puestas por las administraciones públicas a la contratación de personal en los últimos años.

Mavi Mestre, hasta hace poco vicerrectora de Ordenación Académica, aseguró que todas las medidas puestas en marcha por el actual equipo de gobierno para encontrar una solución habían sido fruto del consenso y los acuerdos entre todos los sectores implicados.

Vicent Martínez aprovechó la huelga que en estos momentos mantienen los profesores asociados para cargar contra el actual equipo gestor. García Benau defendió que se trata de un problema de todas las universidades públicas valencianas y que, conjuntamente, debían pedir una solución a la administración autonómica. Mestre, por su lado, insistió en que la solución debe venir de la Generalitat y señaló que hasta que no ha habido un cambio de gobierno en la Generalitat no se han podido sentar a negociar las nuevas figuras de contratación que, en su opinión, son las que darán una salida definitiva a la problemática.

El debate, muy constreñido en las formas, estuvo también centrado en la dimensión de la universidad como elemento transformador de la sociedad. La cuestión del valenciano, o catalán según el términos utilizado reiteradamente por Vicent Martínez, salió a relucir en el intercambio de opiniones. Otros temas que se abordaron fueron la necesidad de mejorar la financiación universitaria, la reducción de las tasas o la necesidad de la internacionalización.

Fotos

Vídeos