«Al principio estuve muy solo porque no hablaba español»

Joseph es un caso paradigmático de adaptación, pero no fue fácil. «Al principio estuve muy sólo», cuenta. «Sólo podía comunicarme con los compañeros del CAR que también hablaban árabe». Su primer año se estudió las lecciones de memoria, porque no entendía nada. Constantemente pensaba que este no era su lugar, que él quería ir a Alemania.

Después cursó Bachillerato en el colegio de Nuestra Señora de Fátima. Repitió un curso por sus dificultades con el idioma, pero luego todo mejoró. «Me esforcé mucho en aprender español. Poco a poco conseguí hacerme un hueco, tener amigos». Explica que la gente no se hace cargo de lo que significa ser refugiado.

Fotos

Vídeos