El primer viaje del AVE llega tarde

Puig, Rajoy, De la Serna y Moragues conversan durante el trayecto. / efe/manuel bruque
Puig, Rajoy, De la Serna y Moragues conversan durante el trayecto. / efe/manuel bruque

El trayecto inaugural se retrasa media hora por problemas técnicos

J. S.VALENCIA.

Fomento esperaba que ayer fuera un día especial. Castellón iba a tener AVE. Nada podía salir mal. Pero la fortuna miraba hacia otro lado. El Ministerio no contó con un problema en uno de los ocho motores que controlan los cambios de aguja en el tramo entre Valencia y la capital de La Plana. Un simple falló aguó la que iba a ser una jornada para el recuerdo, de forma que la anécdota casi oculta el acto inaugural.

El tren en el que viajaba el presidente del Gobierno al frente de la comitiva oficial llegó a Castellón con más de media hora de retraso (32 minutos) sobre el horario inicialmente previsto. El convoy permaneció detenido en un punto indeterminado entre Puçol y Sagunto, mientras le adelantaba un cercanías que había salido más tarde desde la estación de Valencia. Además, tuvo que esperar a otro que venía desde Castellón.

Fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) explicaron que el problema se debió a una incidencia en uno de los ocho motores que accionan el cambiador del hilo ferroviario. Añadieron que hubo que dejar paso a los trenes de cercanías, ya que no se trataba de un viaje oficial y que esto no iba a ocurrir en los trenes de alta velocidad que circulen a diario.

Acudieron dirigentes empresariales como Salvador Navarro o Vicente Boluda

Pero la anécdota no hizo más que echar leña al fuego. Los críticos ya habían encargado de recordar que el AVE entre Valencia y Castellón es más lento que el Euromed (varios minutos) o que sólo ahorra unos minutos respecto a los cercanías.

Al margen de la anécdota, el acto de inauguración sirvió para concentrar a una nutrida representación de la vida política y económica valenciana. Entre los invitados se encontraban las primeras autoridades de la Comunitat. Junto a Rajoy y Puig viajaron el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y la consellera de Infraestructuras, María José Salvador. También acudieron al acto el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, y la portavoz del PP en Les Corts, Isabel Bonig. No se dejó ver, en cambio, ningún representante ni autoridad de Compromís.

El presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), Salvador Navarro, llegó al acto junto al del Consejo de Cámaras, José Vicente Morata. También estaban los presidentes de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda, y de ProAve, Federico Félix. Otro de los invitados fue el propietario de Mercadona, Juan Roig, que mantuvo un encuentro junto a otros empresarios con Mariano Rajoy. Representando a Castellón estuvieron el presidente de la Diputación, Javier Moliner, y su alcaldesa, Amparo Marco.

Fotos

Vídeos