El presupuesto para la prevención de incendios forestales cae un 18%

El presupuesto para la prevención de incendios forestales cae un 18%
112 gva

El recorte afecta tanto a inversiones en la construcción de nuevas infraestructuras como a tareas de silvicultura

J. S. VALENCIA.

La Conselleria de Medio Ambiente invertirá el año próximo un 17,9% menos que durante el actual ejercicio en labores e infraestructuras para la prevención de incendios forestales.

Es el recorte que aparece reflejado en el proyecto de presupuestos para el año próximo que se debate en Les Corts. Si en 2017 la Dirección General de Prevención de Incendios Forestales tenía una previsión de gasto que superaba los 3,78 millones de euros, el año próximo esta cantidad se reduce hasta algo más de 3,1.

El recorte se ejecuta en un momento de fuerte sequía. Estos periodos suponen un incremento considerable del riesgo de que se produzcan incendios forestales por las desfavorables condiciones en las que se encuentran los montes.

La reducción más destacada se aplica al capítulo de nuevas infraestructuras forestales que pasa de los 2,3 millones contemplados en los presupuestos del año 2017 a algo más de un millón, lo que supone un recorte del 56,5%.

Esta disminución es especialmente significativa, ya que implica que la Conselleria reduce el programa para la construcción de instalaciones como torres vigía, fajas forestales o cortafuegos.

Además, los trabajos de silvicultura preventiva son también víctimas de la caída de las inversiones al pasar de los 539.000 euros previstos para el año pasado a los 140.000.

Estas tareas tratan de conseguir bosques con mayor resistencia a la propagación del fuego. Para ello se plantean actuaciones como la aplicación de tratamientos de clareo y poda de las masas arbóreas o la construcción de una red de cortafuegos que frene las llamas y evite que recorran todo el bosque. Estos trabajos también facilitan el paso y la actuación de los equipos de extinción, tanto humanos como de vehículos y medios aéreos.

La Conselleria de Medio Ambiente ha sido objeto de críticas por parte de diversos colectivos por la paralización de los trabajos de estas características en los montes valencianos.

En cambio, el departamento que dirige Elena Cebrián destina una dotación mayor al mantenimiento de las infraestructuras ya existentes, un capítulo que pasa de los 0,9 millones a los 1,6.

Una de las novedades que incluye el presupuesto de Prevención de Incendios es la compra de nuevos vehículos con el objeto de renovar la flota. En una primera fase la dirección general tiene previsto invertir 185.000 euros.

Esta ha sido una demanda constante de los agentes forestales que han denunciado que deben hacer su trabajo con coches que cuentan con casi 20 años de antigüedad con las limitaciones que conlleva.

Fotos

Vídeos