El tiempo en Valencia, Alicante y Castellón | Olas de 3 metros, tormentas y caída brusca de temperaturas

La Agencia Estatal de Meteorología anuncia lluvias para hoy tras alcanzar Valencia los 37,1 grados, el registro más alto desde hace dos años

I. D./EFE

El fin de semana comienza en la Comunitat Valenciana con chubascos, un desplome de las temperaturas que en algunos puntos puede ser de hasta catorce grados y olas de hasta tres metros en el litoral de Alicante y en litoral sur de Valencia, según Aemet.

Así, el litoral de Alicante y el litoral sur de Valencia están este viernes en aviso amarillo por fenómenos costeros ya que se prevén vientos del nordeste fuerza 6 a 7 con olas de 3 metros.De este modo, la fuerte marejada en aguas costeras puede llegar a mar gruesa y a primera hora de la mañana ya se registraban olas de 2,5 metros de altura en València.

Además, este viernes el cielo estará cubierto con precipitaciones y chubascos ocasionalmente con tormenta, sin descartar que sean localmente fuertes en el sur de Valencia y norte de Alicante.

Las temperaturas irán en descenso, notable y localmente extraordinario en las máximas, que en puntos concretos pueden desplomarse hasta catorce grados. Así, Los decensos más acusados se registrarán en Ontinyent, que pasará de los 36ºC de ayer a los 22ºC de hoy; en València se pasará de los 35ºC a 24ºC; en Gandia de 34ºC a 25ºC; en Alcoi de 34ºC a 22ºC; en Requena de 32ºC a 21ºC, en Vinaròs de 31ºC a 22ºC; o en Morella que de 25ºC no superará hoy los 13ºC.

Descenso extraordinario de temperaturas

Descenso «extraordinario». Es el calificativo que emplea el manual de términos meteorológicos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) para definir el viraje de temperaturas que va a sufrir hoy la Comunitat, ya que descenderán más de diez grados. O, por lo menos, es lo que marca la previsión.

Así, el poniente de ayer, que dejó registros de récord en territorio valenciano, dará paso al frío, más propio de otros meses que de septiembre. «Primer coletazo otoñal», aseguró el jefe de Climatología de Aemet, José Ángel Núñez, que aseguró que «estas transiciones tan bruscas de tiempo» y de «gran contraste de un día para otro» suelen ser normales en la Comunitat.

Además del descenso térmico, el cielo estará nuboso y se producirán precipitaciones que, conforme se vaya reforzando el flujo de viento del nordeste, podrían ser localmente fueres en el sur de Valencia y en el norte de Alicante. Por tanto, paraguas y chaqueta al salir de casa ya que se producirá «un cambio de verano a otoño de un día a otro».

Porque los termómetros alcanzaron ayer máximas cercanas a los 40 grados frente a las previstas hoy de 23-24 grados. En el caso de los valores mínimos, el descenso no será tan acusado debido a la nubosidad.

Respecto a la jornada de poniente, Carcaixent se alzó con el récord del día en la Comunitat al anotar 38,4 grados, seguida de Xàtiva con 37,6. En el caso de la ciudad de Valencia, los 37,1 grados registrados en el observatorio de Viveros se convirtieron en la temperatura más alta de 2017 y, también, en el dato más alto desde el 13 de agosto de 2015. Fue, además, un valor situado nueve grados por encima de lo normal en esta época del año.

Según los registros históricos facilitados por Aemet, en el último siglo y medio, en 11 ocasiones se superó el umbral de los 36 grados en el observatorio de Valencia en septiembre, dos de ellas este mismo mes. Además, en los últimos tres años, la temperatura máxima anual en la capital del Turia se ha registrado fuera de los meses de verano, es decir, de junio, julio y agosto.

Poniente y brisa de mar

Otra de las características de la jornada fue la pugna entre el viento de poniente y la brisa del mar, que llegó a entrar unos minutos en el centro de la ciudad. Estuvo también presente en los barrios marítimos mientras que en el aeropuerto hubo poniente todo el día.

El valor histórico de la ciudad de Valencia, obtenido a las tres de la tarde, se desplomó en tan solo dos horas, pues a las cinco de la tarde, y tras el cambio de brisa y la entrada de viento del este, el termómetro apenas marcaba 25 grados.

En las últimas jornadas Valencia ha vivido bruscos cambios térmicos: el pasado lunes el mercurio alcanzó los 36 grados de máxima pero cayó intensamente en 24 horas, concretamente en 9 grados, situándose en los 27 el martes. Esa máxima se mantuvo el miércoles y volvió a oscilar ayer, rozando los 38 grados, para caer, de nuevo, hoy en más de diez grados.

Fotos

Vídeos