El Poder Judicial multa a una juez de Valencia con 3.000 euros por retrasos en sus resoluciones

A. RALLO VALENCIA.

El Poder Judicial ha impuesto 3.000 euros de multa a la magistrada de la Audiencia de Valencia María Rosario Fernández por sus injustificados retrasos a la hora de dictar resoluciones, según confirmaron desde el órgano de gobierno de los jueces. La decisión se adoptó por unanimidad de los siete miembros de la Comisión Disciplinaria.

La magistrada llegó a Valencia procedente de Asturias. En Gijón ya tuvo un problema similar. Su juzgado de lo Penal acumuló 148 asuntos. Su inacción en la sección Segunda de la Audiencia dejó el órgano en una situación delicada. Fuentes judiciales apuntaron en su día que la magistrada llegó a acumular cerca de un centenar de resoluciones pendientes, entre sentencias y autos. De igual modo, su pasividad causó la prescripción de algunas penas de los delitos leves, según las mismas fuentes.

El problema obligó al resto de magistrados a repartirse el trabajo de su compañera. No obstante, esta medida no fue suficiente para poner al día la sección y se hizo imprescindible la llegada de más refuerzos. El Poder Judicial abrió una investigación que incluyó una inspección de la sección a principios de este año. El expediente abierto finalizó este mes con la citada sanción por una falta grave. La magistrada se encuentra de baja.

Fotos

Vídeos