Picó lidera un grupo para recuperar cultivos perdidos

Las investigadoras Belén Picó y María José Díaz. / lp
Las investigadoras Belén Picó y María José Díaz. / lp

S. V.

valencia. Los cultivos pertenecientes a la familia de las Cucurbitáceas, como el melón, la sandía o el calabacín, tienen una gran importancia económica y relevancia social a nivel nacional y local. De hecho, España es el primer productor y exportador europeo. La gran mayoría de la producción de estas frutas y hortalizas se realiza en sistemas convencionales de cultivo.

Ahora, un equipo de la Universitat Politècnica de València, liderado por la investigadora del Instituto de Conservación y Mejora de la Agrodiversidad Valenciana, Belén Picó, trabaja en un proyecto Prometeo financiado por la Generalitat Valenciana para obtener nuevas cucurbitáceas adaptadas a la producción ecológica, recuperando variedades tradicionales cuyo cultivo se ha perdido con el paso de los años.

Fotos

Vídeos