El peligro de las nuevas drogas

Alicante es escenario habitual de la incautación de estupefacientes sintéticos que llegan de China y preocupan a las autoridades sanitarias Interior detecta 620 sustancias y la Comunitat es puerta de entrada en Europa

MAR GUADALAJARA Valencia

«Las nuevas drogas psicoactivas suponen un gran reto para la salud pública», alerta el último informe del Observatorio de Drogas y Toxicomanías publicado el pasado mes de junio. Hasta 620 nuevas sustancias detectadas en los últimos años. Sin control por parte de los mecanismos internacionales y sin regulación jurídica, estas nuevas drogas entran por la costa mediterránea al resto de Europa y burlan cualquier tipo de restricción. Llegan desde China y se comercializan a través de internet.

En Alicante esta semana se incautó una partida de estas nuevas sustancias que iban a ser vendidas a través de la red, decomisos que vuelven a situar la Comunitat como una de las principales puertas de entrada de los estupefacientes para su posterior distribución al resto de Europa.

Este fenómeno puede llegar a generar graves riesgos de salud. Según el informe, son igual de peligrosas para quien las consume como para quien las fabrica o manipula, «como los trabajadores de correos o los cuerpos y fuerzas de seguridad», advierte. Combatirlas es el objetivo de las autoridades, que se enfrentan a un crecimiento imparable del consumo y la comercialización. Con poca cantidad se pueden llegar a obtener miles de dosis. Son fáciles de ocultar, de transportar y muchas de ellas ni siquiera dejan rastro. Pero además se extienden precisamente porque están al margen de cualquier legislación. Innovar es, para los cerebros de la droga, la manera de encontrar el hueco no está controlado por la ley. Experimentan cada vez más con diferentes sustancias y compuestos para «ir por delante de los controles jurídicos», tal y como recoge el informe del Observatorio de Drogas.

«Son perjudiciales hasta para transportistas y fuerzas de seguridad», alerta un informe sanitario

Gran parte de la oferta proviene de China e India, principales países que las suministran . Su comercialización es mucho más veloz. Y ahora han copado internet, nuevo mercado de la droga.

El tráfico en la red es imparable. Es una de las actividades que va en aumento año tras año. En la llamada 'internet oscura' la mayor parte de las ventas están relacionadas con las drogas. En los últimos diez años se han desarrollado mercados online gracias a la aparición de las nuevas herramientas informáticas que coexisten con el mercado físico de la droga.

Algunos proveedores operan en internet controlable, donde se venden por lo general productos químicos precursores, nuevas sustancias psicoactivas o medicamentos falsificados o de imitación. También pueden operar en la internet profunda, a través de mercados de la red respaldados por tecnologías que protegen la intimidad de compradores y vendedores.

A través de internet, la Policía Nacional incautó esta semana una partida de este tipo de drogas sintéticas en Alicante. Intervino 33 kilos de estas sustancias en paquetes de mensajería enviados desde una de las principales paginas web de venta de estas sustancias en China, iban a ser redistribuidas en España por internet.

En buzones alquilados

Según informó la Dirección General de la Policía, fueron identificados cinco ciudadanos británicos como los destinatarios de la droga en Alicante, quienes a su vez habían creado una página web en la llamada red 'TOR' o internet profunda para vender la sustancia. El hilo de la investigación les llevó a Alicante, donde identificaron a los receptores de estos envíos, que contaban con buzones alquilados en empresas de paquetería en los que recibían los envíos, de uno a tres kilos cada uno.

Las nuevas drogas van ganando terreno. Sus mecanismos para evadir a las autoridades son cada vez más complejos, pero algunos países europeos han impuesto «prohibiciones generales», según explican desde el Observatorio, leyes genéricas para poder controlarlas y han emprendido medidas dirigidas a los productores y minoristas. El resultado ha sido un entorno normativo más restrictivo, en el que los productores tienen menos incentivos para participar en el juego del 'gato y el ratón' con las autoridades reguladoras.

En la lucha de las administraciones contra el tráfico de drogas se abre un nuevo frente contra las nuevas sustancias que se están introduciendo en el mercado clandestino en el que hasta ahora el cannabis y el hachís siguen siendo los reyes. Les sigue la cocaína, que impera en el mundo de la química ilegal, sobre todo en la Comunitat, donde se han decomisado más de 8.500 kilogramos de esta droga. La cifra total de sustancias disponibles en el mercado sigue creciendo, las nuevas drogas ganan peso y preocupa el aumento del consumo, que suponen un grave peligro para la salud.

Fotos

Vídeos