Patrimonio continúa sin invertir en la rehabilitación del Monasterio de la Murta

Monasterio de la Murta, que lleva décadas esperando una rehabilitación. / f. garcía
Monasterio de la Murta, que lleva décadas esperando una rehabilitación. / f. garcía

La conselleria se comprometió hace un año a destinar 900.000 euros para recuperar la torre en el paraje alcireño

A. TALAVERA ALZIRA.

Años y años de promesas incumplidas han provocado que uno de las joyas naturales y patrimoniales de la provincia de Valencia se encuentre cada vez más deteriorada. Se trata del Monasterio de la Murta en Alzira construido a finales del siglo XIV y que tras ser epicentro religioso y cultural durante varios siglos, ahora se encuentra en estado de ruina.

La rehabilitación de este edificio de gran valor patrimonial siempre ha estado presente en la agenda del Ayuntamiento de Alzira. Sin embargo, la administración autonómica no ha dado el respaldo suficiente para realizar una intervención de envergadura pese a las múltiples promesas.

La última gran promesa data ya de hace un año, cuando la dirección general de Patrimonio, dependiente de la Conselleria de Cultura, anunció que invertiría 900.000 euros para rehabilitar la Torre dels Coloms, la protagonista de la imagen más conocida de este paraje.

Tras varias reuniones entre la responsable de Patrimonio, Carmen Amoraga, la concejala responsable del área, Isabel Aguilar, representantes de la asociación Amics de la Murta y arquitectos, se consiguió este compromiso que suponía, en palabras de Aguilar ,que «por primera vez» se apostara «por una inversión muy fuerte» en la recuperación del Monasterio.

Un proyecto ambicioso en el que además de recuperar la torre se convertiría en un museo sobre la historia del paraje. Como buena promesa política, en marzo del año pasado, también se dieron fecha del inicio de las obras, para finales de 2017.

«La Murta está abandonada en todos los sentidos, es necesaria dotarla de medios», lamenta el presidente de Amics de la Murta, Xavier Blasco, que es una de las personas que ha estado presente en las reuniones.

Y es que en diciembre, al comprobar que el proyecto no se contemplaba en los presupuesto del Consell de 2018, los representantes de Alzira se volvieron a reunir con Patrimonio para pedir explicaciones. «Nos dijeron que la prioridad era acabar los proyectos que se habían comenzado y ante la insistencia nos comentaron la posibilidad de sacar recursos para la torre de otra partida», explica Blasco.

En este sentido, desde la conselleria han informado que estas obras se recogen en el capítulo VI de inversiones directas de la dirección general de Cultura y Patrimonio. «En este capítulo presupuestario se indica el montante de dinero sin especificar las obras que se realizarán» y una de ellas es la rehabilitación de la Torre. Así que habrá que esperar para conocer si finalmente esta actuación comienza a ejecutarse durante este año.

En las reuniones mantenidas con la conselleria, los técnicos avisaron de la necesidad de realizar trabajos de recuperación cuanto antes ya que sino se tendrá que actuar de urgencia cuando se desplomen algunas partes.

El argumento habitual para no invertir en este paraje emblemático de la Ribera es la falta de recursos, «todos conocen la Murta y saben que es un paraje esencial y reconocen su valor», añaden desde Amics de la Murta. Por su parte, el Ayuntamiento de Alzira no tiene capacidad económica para realizar proyectos de rehabilitación en esta zona y necesitan ayuda del resto de administraciones.

Fotos

Vídeos