Paterna y Riba-roja instalarán cañones de agua a presión para blindar La Vallesa del fuego

Masa boscosa de La Vallesa. / M. C.
Masa boscosa de La Vallesa. / M. C.

El municipio participará con Riba-roja en un proyecto común que instalará, con fondos europeos, 90 torres que crearán cortinas húmedas contra la sequía

MARINA COSTA PATERNA.

Cañones de agua a presión blindarán zonas naturales del Parque Natural del Turia y La Vallesa del fuego y la sequía con un proyecto conjunto que permitirá a Paterna y Riba-roja proteger sus grandes pulmones verdes. El proyecto, que tendrá un coste de 7 millones de euros, estará financiado en un 80% por fondos europeos. El Ayuntamiento de Paterna quiere formar parte de esta actuación conjunta, que lidera el ayuntamiento de Riba-roja, que permitirá instalar un sistema de protección del fuego muy similar al que ya dispone Torrent en sus principal masa boscosa.

El proyecto contempla la instalación de 90 torres, equipadas con cañones que rociarán agua a presión a 30 metros de distancia, creando una cortina que permitirá mantener húmeda la vegetación, evitando la propagación del fuego en las épocas de sequía.

Para llevar a cabo el plan de prevención de incendios, se reutilizarán como principal novedad aguas residuales, lo que ayudará «a disminuir el impacto ambiental y contribuirá al cuidado y conservación medioambiental», al emplear este tipo recurso.

Los dispositivos harán uso de líquidos residuales que se depurarán para ser aptos para el riego

El alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, mantuvo una reunión con el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, técnicos municipales de ambos Consistorios y de la empresa Hidraqua, para desarrollar este proyecto conjunto para la prevención de incendios en el Parque Natural del Túria y La Vallesa. «El objetivo del proyecto es crear un sistema para proteger del fuego tanto las zonas naturales como residenciales del Parque Natural y La Vallesa, a través de la instalación de torres equipadas con cañones que permiten rociar a una distancia de 30 metros», destacó Sagredo.

En total se distribuirían 90 torres por el Parque Natural, junto con una planta piloto «en la que se filtrarán las aguas residuales de la depuradora, que pasarán al acuífero de La Vallesa, transformándola en agua apta, tanto para el riego como para la prevención de incendios».

A ese respecto, el alcalde paternero subraya que una de las principales ventajas de este proyecto es que permite reutilizar las aguas residuales, «de manera que se disminuye el impacto ambiental».

El proyecto, que tendrá un coste de 7 millones de euros, estará financiado en un 80% por fondos europeos, «mientras que el 20% restante lo aportarán Hidraqua con la participación de CetAqua, Centro Tecnológico del Agua, CSIC y Suez Spain».

Además, los distintos consistorios participantes se encargarán de proporcionar los recursos personales y materiales necesarios para la implantación del plan.

La Vallesa dispone actualmente de una torre de vigilancia, en la que hay instalada una cámara térmica destinada a la detección de focos de calor. También se ha incorporado recientemente un sistema de detectores de humo e hidrantes con la función de alertar y actuar en caso de incendio.

Para el alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, “éste es un proyecto prioritario para nuestra política medioambiental con una doble apuesta, la de prevenir los incendios forestales al mismo tiempo que reutilizamos el agua residual tanto para este uso como para el agrícola. Además- matiza Raga- el agua que se propague en el Parque será generador de especies autóctonas de la zona”.

Fotos

Vídeos