Otras dos pateras elevan a 54 los inmigrantes llegados desde primavera a la Comunitat Valenciana

Personal de Cruz Roja asiste a los dos menores que alcanzaron el litoral de Torrevieja / lp

Cruz Roja atiende a dos menores que alcanzaron Torrevieja con una barca y mantiene la alerta en toda la Comunitat a la espera de que arriben más norteafricanos

MAR GUADALAJARAValencia

«No sabemos si su objetivo final es la costa mediterránea, no sabemos cuál es el destino que buscaban, pero cuando llega una, sabemos que puede haber más», aseguran desde la organización Cruz Roja. Han establecido la alerta. La llegada de embarcaciones en los últimos días a la costa de la Comunitat ha hecho saltar las alarmas. En la madrugada del lunes una patera llegaba a Torrevieja. A bordo de la embarcación iban dos menores argelinos, de 14 y 16 años, mojados y con signos de hipotermia. La organización humanitaria activó el protocolo establecido y les proporcionó abrigo, mantas y ropa.

La embarcación mide tres metros y es de motor fuera borda. Su pequeño tamaño hace sospechar que los chicos viajaron solos. Se trata de la segunda patera que alcanza la costa este mes. Sólo en julio llegaron cinco. En lo que llevamos de año, desde primavera, son 54 los inmigrantes que han alcanzado la costa valenciana. Son la mitad de personas que el año pasado y el doble que en años anteriores. En 2015 fueron 26 los extranjeros llegados por mar.

Y para ello arriesgan sus vidas. Llegan en «muy malas condiciones», explican desde Cruz Roja. Los diferentes efectivos se coordinan para llevar a cabo su actuación de rescate lo antes posible. Salvamento Marítimo intercepta las embarcaciones en el mar o cuando ya han llegado a tierra y se aplica un protocolo dependiendo de las circunstancias en las que llegan y de las personas que van a bordo. Muchas son advertidas por pesqueros que avisan al teléfono de emergencias para que Salvamento pueda socorrerles. Les llevan al puerto más cercano y llaman tanto a la Guardia Civil como a Cruz Roja para que puedan aplicar el protocolo. Nunca llegan solas. Cuando aparece una embarcación en el mar Mediterráneo saben que habrá más.

La mayoría de las personas que terminan en la costa de la Comunitat vienen «del norte de África, de Marruecos o Argelia sobre todo», aseguran desde Cruz Roja. El perfil mayoritario es el de un «hombre de una edad próxima a los 20 años o al borde de cumplir los 18. Es muy extraño ver a niños de 15 años o a bebes y mujeres en esta zona, solo en ocasiones muy excepcionales», explican. En los casos de los últimos días, en las embarcaciones que han sido rescatadas en aguas de la Comunitat, iban a bordo menores de entre 14 y 16 años, algo que, como explican los efectivos, es poco habitual. Y después de ser auxiliados, quedan a disposición de la Guardia Civil.

«Llegan sin nada»

Desde 2007, la organización hace frente a esta situación, que parece convertirse en habitual. E intentan ayudarles en todo lo posible. «Son diez años trabajando por atender a todas aquellas personas que llegan sin recursos, que lo han dejado todo pensando en algo mejor y llegan sin nada», destaca una responsable de Cruz Roja en Alicante.

Su viaje es largo y su salud peligra. Deshidratados y con quemaduras graves, necesitan asistencia inmediata. «Presentan niveles muy bajos de glucosa, llegan después de haber estado un día o dos sin comer, bajo el sol, deshidratados», destacan los expertos sanitarios. «Las quemaduras no solo se deben al sol, también por la reacción que se produce de la combinación del salitre y los restos de combustible que hay en las lanchas», resumen. Al ir sentados durante tanto tiempo, «sufren quemaduras graves en las piernas», añade.

Las condiciones del mar influyen en su llegada. «Si algo tenemos constatado en base a nuestra experiencia es que aumenta la llegada de embarcaciones cuando el mar está en calma y las condiciones climáticas son buenas, esa relación entre el estado del mar y su llegada, existe». Este año la temperatura del agua es más cálida, esto hace disparar las alarmas a los dispositivos, porque «han llegado a Torrevieja, pero en Murcia están llegando más personas y tenemos que ayudarles», aseguran.

La coordinación se establece entre las Fuerzas de Seguridad del Estado y organizaciones como Cruz Roja. «Nosotros nos preocupamos por las personas, atenderlas es nuestra prioridad», explican. «En el puerto es donde las recogemos, porque así está establecido en el protocolo». Asimismo, explican que en los equipos cuentan con traductores porque no saben español y de esta manera, aseguran, «podemos comunicarnos mejor, saber si han tenido problemas, si tienen algún tipo de dolencia, de dónde vienen y poder aconsejarles».

«Llegan deshidratados, con quemaduras graves en las piernas y con signos de hipotermia»

Otra de las ayudas que les ofrecen es la posibilidad de poder comunicarse con sus familiares para informarles, al menos, de que han llegado. «Es una manera de tranquilizarles y tratar de dar amparo a personas que no tienen a nadie», destacan desde la organización.

Con la llegada de las dos últimas embarcaciones a la costa los equipos de salvamento han decidido establecer la alerta para evitar cualquier incidente en el mar. Las buenas condiciones climáticas, con altas temperaturas en el mar, son el indicador más claro de que seguirán llegando más embarcaciones.

Fotos

Vídeos