Más de 220.000 parados tendrán las medicinas gratis a partir del 1 de mayo

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, presenta la medida./EFE
La consellera de Sanidad, Carmen Montón, presenta la medida. / EFE

El Consell destina diez millones para sufragar los fármacos de desempleados con rentas inferiores a 18.000 euros

Daniel Guindo
DANIEL GUINDOValencia

El próximo 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, es la simbólica fecha elegida por la Generalitat para que entre en vigor una de sus últimas medidas enfocadas a mejorar la asistencia farmacológica de los colectivos más vulnerables. A partir de ese día, los desempleados valencianos que perciban rentas inferiores a los 18.000 euros anuales tendrán los medicamentos recetados por facultativos totalmente gratis.

Así lo anunció ayer el president de la Generalitat, Ximo Puig, después de mantener una breve reunión con la consellera de Sanidad, Carmen Montón, y el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent. Por el momento, y con la excepción de los parados de larga duración que han dejado de percibir la prestación, los desempleados tienen que asumir el 40% del coste de los fármacos, una cuantía que a partir del próximo martes asumirá la Generalitat.

Con la nueva medida, 220.957 parados, según los cálculos que maneja el Consell, no tendrán que hacer frente a este gasto, por lo que el Gobierno autonómico prevé que se reducirá el abandono de tratamientos que, por cuestiones económicas, se registra en la actualidad.

Para hacer frente a la nueva ayuda, que beneficiará tanto a parados con prestación o subsidio, como a aquellos que ya no perciban ningún tipo de ayuda económica, la Generalitat tiene previsto destinar un montante cercano a los diez millones de euros. Los beneficiarios de esta nueva ayuda no tendrán que realizar ningún trámite. Automáticamente, al acudir a la farmacia con la receta, recibirán los medicamentos de forma totalmente gratuita. De esta forma, el Ejecutivo regional amplía la eliminación del copago farmacéutico a un nuevo colectivo, después de hacerlo con los pensionistas, los discapacitados y con los menores asociados a cartillas de familias con rentas bajas. En concreto, a lo largo del pasado ejercicio, se pudieron beneficiar de la eliminación del copago farmacéutico 1.258.151 residentes en la Comunitat (116.056 personas con diversidad funcional, 792.0896 pensionistas con renta baja y 349.199 menores), añadieron desde el Consell. Al respecto, la consellera de Sanidad agregó que, con estas ayudas, «hemos conseguido que se reduzca el abandono de los tratamientos en un 39%. Por tanto, son ayudas que están beneficiando la salud de las personas más vulnerables». De esta forma, resaltó, «terminaremos 2018 con casi dos millones de valencianos que estarán recibiendo ayudas al copago».

Ante la posibilidad de que el Gobierno de España recurra esta decisión, al entender que las autonomías no tienen competencias en esta materia con ha hecho con otros aspectos como la atención sanitaria universal, Puig indicó que «lo hemos planteado para que finalmente podamos saltarnos la veleidad antisocial» del Ejecutivo nacional, mientras que Montón añadió que «la parte que estaba recurrida eran antiguas ayudas al copago y ahora hemos intentado perfeccionar la fórmula con aquellas recomendaciones y con la experiencia de los años».

A partir del próximo 1 de mayo, los parados valencianos que perciban rentas inferiores a los 18.000 euros anuales tendrán los recetados totalmente gratis. Así lo acaba de anunciar el president de la Generalitat, Ximo Puig, en una comparecencia en la que ha estado acompañado por la consellera de Sanidad, Carmen Montón.

Hasta ahora, y con la excepción de los desempleados de larga duración, los parados tenían que asumir el 40% del coste de los fármacos. Con la nueva medida, impulsada por el Consell, cerca de 230.000 desempleados no tendrán que hacer frente a este gasto, por lo que el Gobierno autonómico prevé que se reducirá el abandono de tratamientos.

Para hacer frente a la nueva ayuda, que beneficiará tanto a parados con prestación o subsidio, como a aquellos que ya no perciban ningún tipo de ayuda económica, la Generalitat tiene previsto destinar un montante cercano a los diez millones de euros.

De esta forma, el Ejecutivo regional amplía la eliminación del copago farmacéutico a un nuevo colectivo, después de hacerlo con los pensionistas, los discapacitados y con los menores asociados a cartillas de familias con rentas bajas.

Los beneficiarios de esta nueva ayuda no tendrán que realizar ningún trámite. Automáticamente, al acudir a la farmacia con la receta, recibirán los medicamentos de forma totalmente gratuita.

Fotos

Vídeos