Los padres recelan del plan de obras en colegios tras fracasar el anterior

Aulas de Infantil del colegio 103 de Valencia. / jesús signes
Aulas de Infantil del colegio 103 de Valencia. / jesús signes

Las Ampas recuerdan los retrasos acumulados, piden más inversión pública y alertan de que no dará tiempo a ejecutar los 200 centros previstos

J. BATISTA VALENCIA.

Los principales representantes de las familias de la escuela pública hicieron ayer una valoración parecida del anuncio del Consell en relación a las infraestructuras educativas: aunque aplauden la medida se muestran escépticos en cuanto a la ejecución de 200 colegios y la rehabilitación de otros 500 teniendo en cuenta los antecedentes, en especial el fallido plan presentado en enero 2016, marcado por los plazos incumplidos y con la mayoría de obras sin licitar.

Raúl Alós, presidente de la confederación de Ampas Gonzalo Anaya, dijo que el anuncio «demuestra que sigue habiendo sensibilidad en relación al problema de los barracones y las infraestructuras», aunque dudó de que los 200 centros prometidos sean «una intención real».

«En enero de 2016 se presentaron las famosas listas de centros -en referencia a la primera iniciativa del Consell- y parecía que iban a desaparecer los barracones, y no ha sido así. Se cubren etapas y los centros prometidos no llegan. Hay casos de generaciones formadas íntegramente en barracones», recordó, antes de añadir que «los anuncios están muy bien, pero los padres no queremos promesas, sino cumplimientos, que hagan lo prometido y destinen los suficientes recursos públicos».

También deslizó que no le acaba de gustar que «se esté jugando con los tiempos de la política». Al fin y al cabo, el espíritu del plan es agilizar las infraestructuras pendientes en lo que queda de mandato, esto es, de cara a la nueva cita electoral.

Ramón López, su homólogo en la confederación Covapa, también de ámbito autonómico, indicó que tras dos años de legislatura «poco ha cambiado la canción» y dijo que el anuncio le suena a «Creaescola o Milloraescola», otros planes fallidos del PP. «¿Nos gustaría? pues sí, ¿lo aplaudimos? pues sí, pero nos suena a utopía. Los colegios, una vez adjudicados, tardan entre doce y 18 meses en estar listos... es imposible que les dé tiempo en lo que queda de mandato... Ya deberían tenerlos licitados y no es el caso», añadió López, quien comentó que el anuncio le parece «utópico».

«Otra cosa es que hablen de poner primeras piedras, que no es lo mismo que construir. Es el segundo plan en dos años, y en este tiempo según dicen han puesto en marcha 16. Ahora son muchos más. Ojalá sea verdad porque se necesitan para dar calidad al sistema, pero no cuadran las previsiones y lo hecho hasta ahora», dijo. Respecto a que serán los ayuntamientos los que asuman los trámites administrativos, advirtió de la dificultad que puede suponer para municipios pequeños.

Fotos

Vídeos