Padres no llevan a sus hijos a clase tras perder plazas de autobús

J. B. VALENCIA.

Los padres del colegio La Baronia Sant Antoni Abat de Gilet organizaron ayer un acto de protesta por la decisión de la conselleria de reducir el número de plazas de transporte. Consistió en no dejar que los alumnos subieran al autobús, pese a acercarse hasta la parada, y no llevarlos posteriormente a clase. Según informaron fuentes del centro hubo aulas a las que no acudió ningún alumno, síntoma de que la iniciativa tuvo éxito.

El motivo, según las mismas fuentes, es que la administración sólo ha garantizado el servicio a 45 estudiantes de 3º y 4º de ESO, residentes en municipios de la zona, mientras que para los 33 de 1º y 2º se les ofrecen 13 para sortearlas. Pese a ser un concertado, excepcionalmente en años anteriores se les ha garantizado el servicio. «No pedimos nada que vaya a suponer que se les descuadre un presupuesto», defendían ayer fuentes del Ampa.

Desde el centro destacaron que durante décadas fueron el colegio de referencia en la comarca al asumir el servicio de Secundaria, hasta que se habilitaron nuevos IES que fueron ganando adscripciones de centros públicos que se desvinculaban del concertado. De ahí que contaran con transporte, servicio que, defienden, cada vez les ha costado más de mantener. Desde Educación destacaron que los alumnos estaban adscritos al IES de Sagunt pero sus familias optaron por el concertado, y que desde 2013 se está regularizando la situación.

Fotos

Vídeos