Padres exigen a Marzà el derecho a elegir colegio para apoyar la nueva ley

El conseller Vicent Marzà, en el centro, conversa con la presidenta de Concapa-CV, Julia Llopis, en la reunión mantenida ayer. / lp

La confederación de familias católicas planta cara al conseller en una tensa reunión en la que le afea su «desprecio» a la educación concertada

DANIEL GUINDO VALENCIA.

«Parece que hemos venido a cubrir el expediente y a hacernos la foto». Así resumía Julia Llopis, presidenta de la delegación valenciana de la Confederación Católica de Padres de Alumnos de la Comunidad Valenciana (Concapa-CV), el breve y tenso encuentro que representantes de la citada entidad mantuvieron ayer con el conseller de Educación, Vicent Marzà. Breve porque apenas duró unos 45 minutos, y tenso porque se produce en pleno conflicto declarado entre la conselleria y distintos sindicatos, entidades y colegios por el decreto del plurilingüismo y la eliminación de conciertos educativos, ambas decisiones autonómicas paralizaras ahora por los tribunales valencianos.

La reunión, oficialmente, se había convocado para instar a Concapa-CV a que presente aportaciones a la futura ley de educación valenciana, cuestión que sorprendió en gran medida a Llopis. «Nunca han recogido ninguna de las aportaciones que hemos hecho porque somos un sector que no es del agrado del conseller», por lo que «¿para qué estamos aquí?», se preguntó.

En esta línea, dejó claro que «si Marzà quiere hablar de la ley valenciana, antes tiene que garantizar la libertad de los padres para elegir centro para su hijos y respetar a la educación concertada». Por tanto, el apoyo y la participación de esta entidad en la futura normativa sólo se produciría si la conselleria se compromete a cumplir con estos dos requisitos.

Sin embargo, y a tenor de las declaración de los principales responsables del departamento y de las decisiones adoptadas por la conselleria, especialmente en relación a la eliminación de conciertos y a limitar las posibilidades de que los progenitores puedan escoger centro educativo, se antoja cuanto menos difícil.

La presidenta de Concapa-CV recordó también que «nunca consensúan nada con nosotros en las mesas de padres», «y eso que podríamos llegar a mil acuerdos distintos», apreció.

Asimismo, en la reunión Lloris trasladó a Marzà el descontento de los padres con la línea marcada por la Conselleria de Educación. «No nos acogen», resumió. Por ello, se preguntó «¿cómo les vamos a pedir a los padres que hagan aportaciones si nunca nos tenéis en cuenta?», para añadir, «¿de qué sirve una ley valenciana de educación si no hay un pacto educativo previo en el que estemos todos?».

La portavoz de la confederación de familias católicas resaltó que, «con el malestar que tenemos con el recorte en los conciertos y el plurilingüismo, ¿qué quiere que aportemos?», para insistir en que «para hablar de ley valenciana antes tiene que haber respeto a la libertad de elección del centro y respeto a la libertad del modelo de la concertada».

Sin embargo, y así se lo trasladaron al conseller, la entidad detecta cierto «desprecio» por parte de la conselleria a las propuestas que impulsan así como hacia el sistema de educación concertada. En esta línea, esta portavoz también quiso dejar claro que, por un lado, se encuentra la patronal de los centros concertados y, por otro, «estamos los padres». «Son dos cosas distintas», subrayó.

Sin debate

Llopis insistió en que el conseller no quiso entrar a debatir sobre estos aspectos, «se limitó a decir que la ley valenciana no irá en contra de lo que está estatalmente reconocido, pero no ha querido hablar, en general, de nada. Ha sido una reunión para cubrir el expediente y luego decir que ha consensuado la ley con todos, pero es un trámite puro y duro», aseveró.

Por otra parte, los reproches también fueron en la otra dirección, y Lloris reconoció que Marzà le había trasladado también su malestar por algunas manifestaciones y acciones emprendidas por miembros de Concapa, como la muestra de cartelería contraria al plurilingüismo y al recorte de aulas concertadas en un acto celebrado en Alicante.

Desde la Conselleria de Educación se limitaron a indicar que esta reunión es «uno de los encuentros que el conseller de Educación, Vicent Marzà, y el secretario autonómico de Educación e Investigación, Miguel Soler, están manteniendo con representantes de toda la comunidad educativa dentro del proceso participativo para la elaboración de la Ley Integral de Educación Valenciana».

Más

Fotos

Vídeos