Padres católicos piden la dimisión de Vicent Marzà «por sembrar el caos»

Xarxa Llibres, la jornada continua, la eliminación del distrito único, la admisión de alumnos, el arreglo escolar, los interinos o los profesores de Religión, los frentes abiertos

EUROPA PRESS VALENCIA

La Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (FCAPA) ha exigido la dimisión del conseller de Educación, Vicent Marzà y de todo el equipo directivo por su actitud " contumaz y recalcitrante" al "preferir sembrar caos y confusión antes que reconocer sus errores, sentarse a dialogar y buscar soluciones a los problemas que han generado".

Así lo ha indicado FCAPA en un comunicado en el que ha reprobado que todas las políticas educativas del Consell "se han caracterizado, desde el principio de su mandato y en todos los ámbitos y niveles, por su marcado sesgo ideológico y por su nula voluntad de diálogo abierto y de debate con la totalidad del sector".

"La imposición ha sido la forma habitual de proceder y esto ha generado conflictos, ruptura y división en la comunidad educativa, en muchas ocasiones incluso con las organizaciones más afines y partidarias de la política de la Conselleria", ha puntualizado.

A su juicio, cuestiones como la gestión de Xarxa Llibres, la jornada continua, la eliminación del distrito único, la modificación de las normas de admisión de alumnos, el arreglo escolar conjunto, "los reiterados ataques a la educación concertada, la eliminación de conciertos o la imposición del modelo de plurilingüismo", entre otras cuestiones, "han obligado a los padres, los docentes y trabajadores de los centros educativos a tener que acudir a los tribunales de justicia y al Síndic de Greuges para defender sus derechos y la libertad de educación".

«Prejuicios ideológicos»

De este modo, ha considerado que se trata de una política educativa "basada en prejuicios ideológicos, que no se ajusta al ordenamiento jurídico, como en el caso de la consideración como "subsidiaria y residual" de la educación concertada respecto de la pública y que, además, ha sido reiteradamente rechazada por la jurisprudencia del Tribunal Supremo, el Síndic de Greuges y que está siendo puesta en cuestión por sentencia y autos del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana como en el caso del plurilingüismo y los conciertos", ha señalado.

Asimismo, ha señalado que las decisiones de Marzà "cuentan con el rechazo de gran parte de la comunidad educativa, tanto de la red pública como de la concertada, como demuestran los más de diez recursos contenciosos con el Decreto de plurilingüismo y los seis contra el de conciertos".

Respetar el Estado de derecho

La federación ha subrayado que no está "en contra del estudio, conocimiento y uso del valenciano" ni "de la necesidad de dominar el mayor número posible de lenguas, sino de las imposiciones ideológicas y del recorte de derechos y libertades". "La cuestión no es valenciano sí o no, ni plurilingüismo sí o no, sino que la cuestión es respetar el Estado de Derecho y el ordenamiento jurídico", ha subrayado.

Por ello, ha tachado de "aberrante atacar a los tribunales" y, en este sentido, ha recriminado a la vicepresidenta Mónica Oltra, "su escaso talante democrático cuando habla de 'objetivos irrenunciables' y de que 'nadie le va a llevar a cambiar'" cuando "los tribunales y el Síndic les han dicho, una y otra vez, que no están haciendo lo correcto".

Ante esta situación, ha criticado al Presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en su condición de responsable de la acción del Consell y de la coordinación entre sus diferentes departamentos, a la vicepresidenta y a todo el Consell porque "apoyando las políticas de Marzà se hacen corresponsables del caos generado en nuestra educación y de todo el daño que se está causando".

La asignatura de Filosofía

Por otro lado, FCAPA ha instado al titular de Educación que adopte, "con carácter de urgencia" y ya para el curso 2017/2018, "las medidas necesarias para restablecer el lugar que debe ocupar la Filosofía en el currículum educativo como materia específica y obligatoria", al entender que es una materia que "ayuda a la formación de una conciencia crítica frente a todo tipo de imposiciones ideológicas y políticas".

Fotos

Vídeos