Orba reúne más de 400 piezas cerámicas para abrir una colección de alfarería

R. O. ORBA.

El Ayuntamiento de Orba quiere recuperar un pedazo de historia de la localidad. Concretamente uno hecho con cerámica. Se trata de la recopilación de más de 400 piezas hechas de este material con los que el consistorio tiene la intención de albergar una colección museográfica de alfarería. El proyecto arrancó hace unos meses cuando el ejecutivo local se reunió con los descendientes de los últimos alfareros de Orba y Orbeta, quienes no dudaron en colaborar con la iniciativa. Hasta la fecha han donado más de 400 piezas, algunas de ellas fueron confeccionadas en el siglo XVII.

La mayoría de los objetos donados pertenecen al ámbito de la cocina. Entre ellos destacan cántaros, jarrones, lebrillos, morteros, ollas o cazuelas. Aunque también se han recopilado utensilios del hogar como bebederos o comederos para animales de corral, picas de fregar y de también de pozo, así como elementos del proceso del secado de la pasa.

Otro de los apartados de la nueva colección son los objetos decorativos donde se pueden apreciar las cualidades artísticas de diferentes épocas. Tampoco faltan los destinados a la construcción como azulejos, baldosas o tejas.

Desde el consistorio apuntan que, además de estas piezas, se han donado gran cantidad de moldes y utensilios del proceso de fabricación de muchas de las piezas, por lo que «la importancia de la colección es mucho mayor». De hecho, apuntan desde el ejecutivo, ya se contaba con un torno y una amplia diversidad de utensilios necesarios para el modelaje de las piezas.

Fotos

Vídeos