La oposición reclama el cese de Marzà tras «claudicar» con el decreto

Bonig y Sánchez acusan al Consell de «amparar políticas sectarias» y Moragues celebra que se reconozca «un error»

REDACCIÓN/AGENCIAS VALENCIA.

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, y el de la Diputación de Alicante, el también popular César Sánchez, instaron al jefe del Consell, Ximo Puig, a la dimisión inmediata del titular de Educación después de que «claudicar» en su decreto de plurilingüismo. «Es responsabilidad de Puig y Oltra, que amparan políticas sectarias y radicales». La presidenta popular pidió el «cese inmediato de Marzá, por estar incapacitado para dirigir la política educativa». Sánchez agradeció el respaldo de Bonig a la labor desarrollada por su institución por «la libertad de los padres para defender la educación de sus hijos». «El Gobierno ha anunciado una ley en materia educativa, lo que pone de manifiesto que los padres y la libertad han derrotado al Gobierno, a los decretos, y hemos coincidido en que es una derrota de Marzá, que debe tener sus consecuencias», subrayó el presidente de la Diputación de Alicante.

Por su parte, el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, destacó que «el Consell ha reculado, ha dado marcha atrás y ha reconocido el error cometido en el decreto inicial». A juicio del delegado, en la nueva norma presentada por el tripartito «ya no existe discriminación entre el valenciano y el castellano y se quita el aspecto polémico de la certificación de idiomas».

Ciudadanos en el Congreso de los Diputados exigió al Ministerio de Educación una reunión «urgente y multilateral» para saber si recurrirá ante el Tribunal Constitucional la «triquiñuela» de la Generalitat para aplicar el decreto del plurilingüismo, «declarado ilegal por el Tribunal Superior de Justicia», según la portavoz de Educación del grupo de Cs en la cámara baja, Marta Martín.

Fotos

Vídeos