XILOGRAFÍAS DEVOTAS

Mª ÁNGELES ARAZO

Después de la columna dedicada a medallas religiosas, publicada el pasado domingo, se imponía comentar lo pródigo que ha sido nuestro pueblo en la edición de xilografías y gozos para reproducir imágenes de santos y beatos, acompañadas de notas hagiográficas y hasta recomendaciones para obtener el favor pedido.

Basta recordar que el historiador Andrés de Sales Ferri llegó a reunir más de dos mil grabados, que le incitaron al estudio y publicación de volúmenes como: 'Gozos al Arcángel San Miguel de Liria' (cuya imagen se venera en el beaterio y ermitorio de dicha villa), 'Iconografía Popular de la Mare de Déu dels Desemparats' y 'Cristo en la iconografía popular valentina', ilustrada con 170 grabados.

Buen conversador y riguroso a la hora de indagar la trayectoria de figuras que han motivado devociones, me habló de la buena y mala estrella de algunos santos que han tenido sus épocas de moda, como San Martín de Porres y San Pancracio, que ayudan a conseguir trabajo y dinero si se les obsequia con una ramita de perejil. Y no faltan las tallas adoradas por fieles que, por cualquier circunstancia, como una guerra o una obra de albañilería, desaparecen y nadie se preocupa de reponerlas, poniendo fin a las oraciones.

Entre las anécdotas resalta que el Cristo del Salvador -románico- se salvó porque le serraron los brazos cuando comenzó la guerra civil, para depositarlo en el Museo del Carmen; y el Cristo del Grao corrió la misma suerte, para esconderlo en el Archivo Municipal junto con la imagen de la Virgen de los Desamparados.

Su constante búsqueda de xilografías y la investigación oportuna lo han llevado a sacristías de pueblos y aldeas, al conocimiento de vidas prodigiosas, agrandadas muchas veces por leyendas, como la cantidad de santos vestidos con uniformes de soldados romanos; entre ellos 'los coronados', procedentes de catacumbas romanas, entregados a los sacerdotes que suplicaban un 'protector' para el pueblo. No recuerdo si en Jalance o Jarafuel, en una de esas villas del Valle de Cofrentes, existe un Santo coronado. No nos privamos de nada.

Fotos

Vídeos