MI VICTORIA EN CATAR

NICO TEROL, EXCAMPEÓN DEL MUNDO

El Gran Premio de Catar es uno de los más especiales del calendario: es el primero de la temporada, se corre en un país muy diferente a lo que estamos acostumbrados, y además se compite de noche. Recuerdo la primera vez que corría allí por la noche, en 2008. Era espectacular, la primera vez que salí a pista me quedé impresionado. Pero en la primera vuelta, me tuve que girar todo el rato, porque cada vez que entraba en curva veía una sombra a mi lado.

«¿Quién me estará adelantando?», pensaba. Y me giraba, y no venía nadie. Y en la siguiente curva, igual. Todo el rato pensando en que tenía a alguien detrás, y resulta que era mi sombra, que me daba la sensación de que era otro piloto. No había rodado nunca de noche y todavía no lo sabía.

De Catar guardo dos recuerdos, uno mucho mejor que el otro. En 2009 llegamos tras una pretemporada dura, con la Aprilia RSA, y al principio no fue fácil, pero en Qatar me encontré en el grupo de Iannone, Márquez, Espargaró... que luchaba por el podio. Apareció la lluvia, algo raro por aquel entonces pero que ahora ya ha pasado más veces, y empezamos a apretar, con tan mala suerte que Marc Márquez se cayó delante de mí. Lo esquivé, pero me tuve que salir por fuera y me pasó todo el grupo: de estar casi en cabeza a rodar séptimo. Pasamos por meta y al poco pararon la carrera. En la anterior vuelta había sido tercero, así que me dio mucha rabia irme de Qatar con esa séptima posición.

Y el mejor recuerdo lo tengo en mi primera carrera con el ahora Ángel Nieto Team, en 2010. No iba mal en pretemporada por lo que respecta al ritmo de carrera, pero Márquez y Espargaró estaban por delante en cuanto a cronos. En Qatar, nosotros nos centramos en nuestra puesta a punto, llegamos muy tranquilos porque sabía que podía luchar por la victoria, aunque no lo tenía claro. Salía tercero, íbamos en un grupo en el que me pasaban siempre en la recta. Me estuve reservando durante toda la prueba, rodando quinto, sexto... pero faltando tres vueltas supe que era ya el momento y empecé a adelantar pilotos. En la última vuelta llegué tercero a final de recta, adelanté a Pol y luego a Márquez y me lo tomé como un entrenamiento, tirando al máximo. Marqué dos vueltas rápidas seguidas y acabé la carrera con un poco más de dos segundos de ventaja. Espectacular forma de empezar, era un recién llegado al equipo y conseguí mi primera victoria.

Fotos

Vídeos