EL VIAJE A ARGENTINA

NICO TEROL EXCAMPEÓN DEL MUNDO

Este fin de semana el Mundial de MotoGP estaba en Argentina y puede parecer que está cerca, pero para llegar hasta allí hace falta quizá uno de los desplazamientos más largos de todo el calendario. En general, las carreras extraeuropeas son muy diferentes y te las tienes que tomar con mucha tranquilidad y armonía, porque los viajes son muy duros. En este caso, Argentina no está tan lejos como Australia, pero como viajamos directamente desde España (a Australia vamos desde Japón), todo se alarga más.

Para afrontar uno de estos viajes, tienes que tener muy buena relación con el equipo, la convivencia se hace mucho más llevadera. En los años en los que viajaba, me preparaba siempre un libro, películas en el ordenador... todo lo posible para acabar con las horas muertas. ¡Hasta me cogía pipas para los aviones, para que se me hiciera más corto el viaje! Lo malo es que, en desplazamientos tan largos, a veces el avión se mueve más de lo normal. En una ocasión nos metimos en una bolsa de aire inmensa, y se movía... ¡vaya si se movía! Hasta las azafatas estaban asustadas, y nosotros ni te lo imaginas. Pensábamos que no lo contábamos, el avión cayó como cien metros. Por suerte, lo estoy contando ahora.

Además me acuerdo de que, cuando llegábamos a Argentina, todavía quedaba coger un autobús más de una hora con todo el equipo para llegar a Termas de Río Hondo. Llegabas cansado, y siempre hay roces, porque cada uno quiere una cosa. En mi caso, mi equipo técnico casi siempre quería ir a los mismos restaurantes, porque eran de ideas fijas, y me tocaba aceptarlo.

En estos viajes sueles echar aún más de menos tu casa: al estar tan lejos es más difícil gestionar los nervios de un fin de semana de carreras. La diferencia horaria tampoco ayudaba: en Argentina son cinco horas menos que en España, así que el día que llegas lo haces además con sueño. ¿Y qué pasa? Que te vas a dormir pronto... y te despiertas a las cuatro de la mañana sin saber qué hacer y sin poder volverte a dormir. Cuesta unos días adaptarse.

Son desplazamientos curiosos, porque todo es muy diferente. En este caso, Termas de Río Hondo lo veías todavía muy retrasado, están como estábamos nosotros en España hace muchos años. Pero bueno, aprendes mucho conviviendo en otras culturas.

Fotos

Vídeos