UNA VERSIÓN MEJORADA DEL AÑO PASADOUN ATAQUE NO ACORDE AL NOMBRE DEL VALENCIA

RUBÉN SUÁREZFERNANDO GÓMEZ

Fue un derbi bonito, divertido y que al final se pudo decidir por detalles. Pudo pasar cualquier cosa. Estuvo igualado, teniendo el Valencia algo más de posesión, pero con mucha alternancia en el juego. Sabía que iba a ser un partido en el que iba a haber mucha intensidad, porque está en el libro de cabecera de los dos entrenadores. El Valencia, después de lograr el 0-1, tuvo una ocasión clara de Carlos Soler. Y prácticamente se pasó del 0-2 al 1-1. El partido, que estaba más bien controlado por los de Marcelino, pasó al otro bando. El Levante consiguió el control y contó con dos ocasiones al final del primer tiempo, por lo que pudo ponerse 2-1.

La segunda parte también estuvo igualada, con mucha más posesión del Valencia, pero sin muchas ocasiones claras. Son dos equipos a los que resulta muy complicado hacerles daño. Se nota que el Valencia es un equipo que ha evolucionado mucho y que está muy trabajado. Y el Levante, lo mismo. Son dos conjuntos defensivamente fuertes y muy solidarios en el esfuerzo. Este año van a dar guerra. Los dos entrenadores son metódicos y tienen que estar contentos por la manera de jugar de sus equipos.

Además de la alta intensidad, hubo mucha limpieza sobre el terreno de juego. No era un partido fácil. Los jugadores se desfondaron y se notó lo que trabajan tanto Muñiz como Marcelino en los entrenamientos. Hubo falta de pegada en ataque por parte de ambos equipos, pero puede ser porque hay que todavía deben adaptarse a la Primera División o a los nuevos sistemas.

Todos los jugadores estuvieron a buen nivel. El mejor del partido por parte del Levante estaba siendo Lerma. Era el hombre que estaba pidiendo el balón, que es lo que yo echo de menos de mitad de campo hacia delante en el conjunto granota. Es una pena que Lerma se lesionara antes del descanso, porque va a hacer una temporada espectacular. Es fundamental dentro del equipo y físicamente es muy fuerte. En el Levante, últimamente, el hombre que buscaba el balón estaba siendo Bardhi. Ayer hizo un golazo, pero pasó más desapercibido. Ni él ni Campaña fueron muy influyentes en el juego. Por lo que respecta al Valencia, Parejo llevó el mando, aunque a veces teniendo demasiado el esféricos en los pies. El juego blanquinegro pasa por él. Además, Carlos Soler es un futbolista distinto y, cuando tiene el balón en los pies, sabes que va a pasar algo.

Estoy muy contento con el Levante, porque sabes que se va a dejar a la piel. Además, está siendo una versión muy mejorada del año pasado. El Levante es el reflejo de la temporada pasada e incluso con algo más de tranquilidad. Están jugando mejor ahora que en ciertos momentos del año pasado prácticamente con el mismo equipo. Muñiz ha trabajado mucho y se nota. Creo que este año el Levante nos va a dar muchas alegrías.

Y sobre el ambiente, hay que decir que fue espectacular. Esta afición se merece un homenaje. Es un pasada. Pocos campos transmiten lo mismo que el Ciutat.

Tercer empate consecutivo del Valencia en estas primeras jornadas, encadenando ya cuatro sin conocer la derrota. Motivo este por el que la mayor parte de la afición está entusiasmada ante la posibilidad de realizar una grandísima temporada. Algo que se nos antoja realmente necesario, después de sufrir un par de duros reveses en los dos últimos ejercicios y dada la situación de la entidad. Hemos vuelto a recuperar una idiosincrasia relacionada con la que siempre nos dio éxito o con aquella que acompañó esos momentos en los que el Valencia logró títulos o estuvo en la parte alta de la clasificación, o le hizo llegar a las postreras eliminatorias en competiciones bajo es sistema de funcionamiento. Yo no acabé del todo convencido, sinceramente. Creo que a este equipo aún le faltan muchas cosas por mejorar, como el propio entrenador valencianista así lo reconoce. Es cierto que nos hemos enfrentado a rivales duros. Bueno, quizá dos, Real Madrid y Atlético. No considero tanto a Las Palmas o al Levante. Eso sí, jugar en el Ciutat no está resultando nada fácil, y valoramos el empate como bueno. Pero, si perder en las cuatro últimas visitas a Orriols fue considerado un fracaso, empatar no nos debe dejar del todo complacidos. Y más que por el marcador, por el juego desplegado. El Levante se presentó con jugadores que ya militaban en sus filas en segunda división, con la inclusión de Bardhi, Alex Alegría e Ivi. Jugadores firmados de acuerdo a las posibilidades del club levantinista y de los que estoy seguro pueden ofrecer un buen rendimiento. Pero un equipo que no debía asustar tanto a nuestros jugadores. Y cuando digo asustar me refiero a ese exceso de respeto que se tiene por un rival, que hace que no despliegues tu potencial ofensivo adecuadamente, sin asociarte nada por el centro, evitando riesgos y mandando, frontalmente y a través de cambios de orientación, todas las pelotas que intentabas hacer llegar a la gente de arriba y de banda. Para mí, un ataque no acorde con la calidad, nombre y coste de los jugadores del Valencia. Ellos proponían, sin poder conseguir, y nosotros ni proponíamos. Ahora bien, si vamos a valorar sólo en función de resultado, lo que digo no sirve para nada, ni gusta. Un Levante, cuyos centrales no supieron corregir en más de noventa minutos que duró el partido el daño que esas pelotas largas hacían a su espalda. Segunda mitad de alternancias, primero bien el Valencia, después el Levante. Buenas oportunidades, a pesar del ataque desplegado por los nuestros, por parte de Carlos Soler y Rodrigo, y últimos minutos de conformismo levantinista e impotencia valencianista. Marcelino no quiere especialistas. Quiere perfil de jugador. Esto tiene un inconveniente, cuando necesitas cambiar la dinámica no tienes jugadores que te puedan ofrecer cosas diferentes a las que te dan los que están sobre el terreno. Podrás cambiar hombre por hombre, y puede que los que se incorporan mejoren, pero será por su juego, el que plasmen dentro del invariable 1-4-4-2, y no por características diversas. Zaza por Mina y Guedes por Pereira, ejemplos claros de lo que digo. Debemos seguir creciendo, afianzando la defensa y mejorando mucho en ataque.

Más

Fotos

Vídeos