VERSACE

Mikel Labastida
MIKEL LABASTIDAValencia

Para las televisiones generalistas, las series extranjeras son un problema. Lo son si lo que pretenden con ellas es conseguir buenas audiencias. Si lo que quieren es rellenar parrilla (como hace Cuatro con 'Hawai 5.0'), les sirve cualquiera. Pero no es ese el caso del que aquí hablo. Antena 3 programó hace un par de domingos 'American Crime Story: el asesinato de Gianni Versace', ficción en torno al crimen del diseñador italiano. La producción americana había levantado bastante expectación por su temática y tenía el aliciente en España de que su protagonista es Penélope Cruz (que está estupenda en su interpretación como Donatella).

En Estados Unidos se estrenó a mediados de enero y en nuestro país no se podía ver por el momento de ninguna manera legal (Netflix la colgará al completo el 30 de marzo). Todo estaba a favor para que la cadena contase con el apoyo de la audiencia. Y así fue. El estreno de los tres primeros capítulos obtuvo un 15,6% de cuota de pantalla y atrapó a más de 2,3 millones de espectadores. El pasado domingo, sin embargo, los tres siguientes episodios se tuvieron que conformar con un 9,3% de 'share' y se dejaron atrás a un millón de seguidores. El desenlace de este proyecto de Ryan Murphy se podrá ver hoy, por cierto (de nuevo con tres entregas).

¿Por qué de una semana para otra el público ha dado la espalda a esta propuesta? Habrá quien culpe del descalabro al modo en que se programó en Antena 3. Y no les faltará razón. Tres capítulos seguidos (el último acabó a la una de la madrugada) son demasiados. ¿Habría sido diferente si el canal hubiera ofrecido un episodio semanal? Me temo que no. Ya no solo porque Netflix le pisaba los talones, sino por la amenaza que supone que exista la posibilidad de disponer del resto de la serie en portales piratas de internet. Muchos de los que vieron el estreno en Antena 3 posiblemente resolvieron la serie por otros medios. Y con eso la televisión en abierto no puede competir. Hace mucho tiempo que una serie extranjera no triunfa en una emisora generalista. Su consumo ha variado, y en eso los canales convencionales tienen poco que rascar.

Fotos

Vídeos