Los valores en la vida

JOSÉ-ANTONIO BURRIEL

Me ha interesado que un joven emprendedor haya recibido el premio Talento Joven por una empresa destinada a fomentar los valores a través de eventos deportivos y escuelas del deporte. Se trata de un 'territorio' más que propicio para fomentar valores. Y en estos momentos que de vez en cuando aparecen en los medios de comunicación peleas y malos modos en partidos de infantiles, grescas entre los jugadores y entre los padres, poner el acento en los valores del deporte es un acierto y una necesidad en la formación para la sociedad.

Un deporte lleno de valores es el rugby. Se dice que es un deporte de caballeros por la dureza del mismo y por la forma correcta y leal con que se debe actuar dentro y fuera del campo. Unos valores que se aprenden en las escuelas desde muy pequeños. El respeto, la lealtad, la amistad -dentro y fuera del campo-, el esfuerzo, la responsabilidad, el espíritu de sacrificio, el orden, la educación, el espíritu de equipo, la diversión, y un largo etcétera como el saber ganar y el saber perder. Unos valores que acaban prendiendo en el espíritu de incipientes deportistas y que pone en práctica en la vida cotidiana, en su trabajo, en la vida social y ciudadana. Y cuando me refiero a formar valores en la práctica del deporte, no dejo fuera la práctica como aficionados del deporte. Y la sociedad en la que vivimos necesita de vivir los valores. Necesita el esfuerzo en el estudio y en el trabajo, la lealtad entre compañeros, la amistad y no la disputa o el rencor, el comenzar de nuevo cuando uno ha sido derrotado, el respeto a todos -padres, profesores, ciudadanos, etc- ¡Y necesita esos valores con urgencia! Con los valores la vida es humana; sin los valores la vida en la sociedad se convierte en indiferencia, egoísmo o sectarismo.

Fotos

Vídeos