Menos Twitter, Nomdedéu

BORJA RODRÍGUEZ

U sted se imagina que en el mandato de Fabra o de Camps alguno de sus responsables de gobierno afirmara en redes sociales que fulanito o menganito, perteneciente a la oposición, fuera más peligroso que una 'vacaburra con pistolas'? De inmediato, acusados, juzgados y dilapidados por machismo, violencia, fascismo o abuso de poder con el escenario de una concentración de cuarenta energúmenos a puertas del Palau de la Generalitat y una cámara de la Sexta. ¿Exageración? En absoluto. Así transcurría el día a día en aquellos tiempos y por mucho menos se armaba la de San Quintín. Ahora el señor Nomdedéu, de Compromís, se ha cebado con la número dos de los populares, Eva Ortiz, comparándola con un chimpancé con ballesta. La irresponsabilidad de Nomdedéu, que no es novato en estos deslices, ya tuvo la mala fortuna de publicar otro mensaje en la red ironizando sobre la enfermedad de Zaplana. Fuera sobre el expresidente o sobre cualquier otra persona, resulta deleznable. Tuve la ocasión de conocerle personalmente en una cena en Castellón siendo aún concejal, antes de ser nombrado secretario autonómico de Empleo. En lo que pudo durar el acto me resultó un tipo simpático del que recuerdo que se desplazaba en patinete. Correcto sin entrar en detalles, con la presunción de que poseía un mínimo de educación y respeto por representar al pueblo valenciano. Quien no esta preparado para ocupar un cargo público no debe asumir esa responsabilidad pese a que pidiera disculpas una vez más tras sus desafortunadas palabras y la lluvia de críticas de propios y extraños. Sus socios de Podemos condenaron los insultos, Oltra salió al quite y Puig vino a decir que «pelillos a la mar». El cupo de burradas las asumo con el fútbol pero entiendo que de quienes nos gobiernan, el pueblo espera respeto, educación y gestión. Espero que tome nota: más gestión y menos Twitter.

Fotos

Vídeos