TRES TANGAS

ROSA BELMONTE

Llevan unos días poniendo la promo de 'Volando voy' (Cuatro) con Jesús Calleja y Mercedes Milá. Creo que son la misma persona. Como Marisol en 'Rumbo a Río'. Milá está en estas cosas de subirse a helicópteros y mimetizarse con Calleja mientras Jorge Javier Vázquez brega con 'Gran Hermano', que repuntó un poco el jueves. Me habría gustado ver a Milá enfrentándose a Nerea, la primera expulsada del concurso. Una lástima porque con ella encerrada los de fuera estábamos más tranquilos. Una joven de carácter insoportable que puso una lavadora con tres tangas (sacó la ropa de los demás). Lo explicó: «Soy superescrupulosa, no voy a lavar mi ropa interior con la de los demás porque a saber lo que se meten por ahí».

Estudiante de Administración y Dirección de Empresas del Vendrell (Tarragona), no parecía haber vivido en sociedad. El pequeño salvaje de Truffaut se relacionaba mejor. Una de sus frases más conseguidas: «¿Una bayeta? ¿Qué es eso?». Con la aspiradora tenía la misma relación de amor que los perros. Sólo le faltaba ladrar. Lo curioso es que su madre ha estado yendo a los platós a representarla con la cara bien alta. Qué orgullo de hija. La chica tiene unos dientes superiores a la vanguardia de su persona. El domingo pasado en el debate, Torito preguntó a la madre si su hija se había puesto dientes para entrar a 'Gran Hermano'. Estuvo feo y María Teresa Campos le riñó, pero con ese tipo de personas no tengo muy claro que sirvan las mismas normas de educación que con los demás.

Entró en el plató abucheada. Intentó sentarse en la silla de Jorge Javier y cuando éste la corrigió soltó que sólo estaba interesada en que la enfocaran las cámaras. Dijo que estaba allí porque lo valía. «No, aquí estás porque no lo vales», replicó el presentador. «No me gusta que me manden hacer nada». «No tengo que cambiar por nadie. Yo he venido a ganar». También dijo que tenía dos amigos. Sólo. Es para entrevistarlos. «El mundo no necesita a gente que piense como tú», concluyó Jorge Javier. Qué suerte la de Mercedes Milá de no tener que hablar ya con seres asilvestrados.

Fotos

Vídeos