SUEÑOS DE SEDA Y ORO

PEDRO TOLEDANO

El programa taurino de la Feria de Julio se abrió el pasado viernes con la celebración de la primera de las tres clases prácticas del Certamen de Escuelas Taurinas. Sábado y domingo completaron el ciclo que, al final, ya lo ha contado Pepe Luis Benlloch en estas páginas, ha resultado todo un éxito tanto de público como artístico. En total han desfilado por el coso valencianos hasta dieciocho chavales de escuelas de España, Francia y Portugal.

Todos con el sueño de llegar a formar parte de la leyenda escrita por sus ídolos de seda y oro. Ellos todavía no se han ceñido el vestido de luces pero, por el nivel ofrecido, seguro que están capacitados para lucirlo, cuanto menos, hasta afrontar empresas mayores. Otra cosa es que puedan prosperar en la medida necesaria para destacar en el arriesgado arte de lidiar toros.

Pero lo que nadie les puede quitar ya es haber visto hecho realidad el sueño de actuar en marco tan relevante, y haber salido airosos. Con la ilusión que tienen, y en muchos casos con las notables condiciones que atesoran, deben ser la savia nueva que llega para relevar a los que hoy lucen en la siempre cromática cartelería taurina.

Hacer pronósticos o destacar sobremanera a alguno de ellos, siempre lleva consigo el riesgo de no acertar, y más cuando todavía tienen mucho por aprender. Pero ya ilusiona que haya habido chavales, como el valenciano Borja Collado, que hayan destacado sobre el resto exhibiendo argumentos tan significativos como son el concepto, el ánimo y la expresión artística.

Y si por una parte se está trabajando para incorporar nuevos valores que ilusionen, la Feria de Julio nos ofrece también uno de los capítulos más sentidos para un maestro consagrado, como es decirle adiós a la profesión que ha ocupado los mejores años de una vida. Francisco Rivera Ordóñez, "Paquirri", después de 25 en activo, anuncia el merecido descanso y viene a la plaza de Valencia, de gran importancia en su trayectoria, para, como dice el diestro de dinastía, «agradecer el magnífico trato recibido». De bien nacidos es ser agradecidos. ¡Suerte torero!

Fotos

Vídeos